Nadie (Nobody) de Ilya Naishuller. Crítica.

Disponible para ver on line, llegó la esperada película de acción del guionista de John Wick protagonizada por Bob Odenkirk.

Bob Odenkirk protagoniza Nobody de Ilya Naishuller

El cine de acción norteamericano ha tenido una bocanada de aire fresco con la aparición de John Wick. El amado género venía cabizbajo hasta la aparición del personaje interpretado por Keanu Reeves. El éxito conseguido logró que llegaran una seguidilla que irían en la misma sintonía, como las secuelas del personaje donde el universo se expande y Atomic Blonde de David Leitch (acá y en John Wick, productor). Con clara influencia del cine indonés con clásicos como The Raid y The Raid: Redemption de Gareth Evans, basaba su prédica en la siempre efectiva fórmula «solo contra todos», con muchas artes marciales, muchas balas y una cámara en plano secuencia que nos metía de lleno en el vértigo del protagonista, sumado a una excelsa arte y fotografía que le daba una estética visual inusual en el género.

Escrita por Derek Kolstad, el mismo guionista de John Wick, y dirigida por el cineasta ruso Ilya Naishuller (Harcore: MIsión Extrema), Nobody está protagonizada por Bob Odenkirk, responsable de uno de los mejores personajes de la historia de la TV, Saul Goodman de Better Caul Saul y Breaking Bad. Esta vez, el se pone en la piel de Hutch Mansell, a quien inicialmente se lo presenta como un empleado común que está aburrido de su rutina; todo cambia cuando su casa es visitada por ladrones. Aunque nadie resultó herido, el incidente despertó algo que estaba oculto en su interior. Pero la ira explota aún más cuando se entera que en el robo se llevaron la pulsera preferida de su amada hija menor. Decidido a recuperar la joya de la niña, esa misma noche noche, Hutch deja moribundos a un grupo de matones en un autobús pero uno de ellos es el hermano menor de Yulian Kuznetsov (Aleksey Serebryakov), un violento gángster ruso de su ciudad; este querrá vengarse. pero Hutch también resulta ser alguien con su oscuro pasado.

Con una trama que no es difícil de anticipar, todos sabemos hacia dónde irá la historia. Lo único intrigante es saber quién es exactamente Hutch. Este punto es lo que hace que la película gane en emoción. Si es un ex de las fuerzas especiales, un agente secreto, alguien de CIA, un solucionador de problemas, o lo que sea, Hutch Mansell es un personaje muy carismático, donde su vieja figura, educada, gentil y educada, se contrasta cuando entra en acción.

En contraste con John Wick, donde todo se presenta rápido y brutal, en Nobody la acción se cocina con más suavidad, con un tono de comedia denso sobre la rutina y el aburrimiento de la cotidianeidad. Los elementos de la canción y la música, las cámaras, las técnicas de edición y los montajes se combinan en muchas escenas de un estilo muy elegante. De la misma manera que las escenas de acción están lejos de lo frenético de John Wick , lo que puede lograr que se haga más digerible para un público más amplio, aunque la violencia extrema en este caso sigue presente. Un irreconocible Michael Ironside (Scanners, V: Invasión Extraterrestre) y el mítico Christopher Lloyd (Doc Brown en Back to the Future) revoleando itacazos a quien se le cruce, le agrega un toque de épica y nostalgia cinéfila. Lo mismo sucede con la presencia de Connie Nielsen, saliendo del papel de la Amazonas de Wonder Woman para ponerse en la piel de la esposa trabajadora atrapada en la misma rutina que su marido. Pero la estrella del film es Odenkirk, quien en el papel de Hutch Mansell se une ahora a los viejos héroes del género, como Liam Neeson y Denzel Washington.

Con la fuerza de sus personajes y una buena selección musical, Nobody funciona como una Brigada B de John Wick (no nos olvidemos que comparten guionista), pero con elementos originales y distintos que le otorgan su propia mística. Aunque no sería descabellado pensar en unir ambos universos, ya que el final abierto a una posible secuela y la presencia de creadores en ambos proyectos nos da una luz de esperanza de que eso suceda.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *