Orígenes Secretos de David Galán Galindo. Crítica.

En el día de ayer se estrenó en la plataforma streaming Netflix el thriller en tono de comedia que contó con la participación de Leo Sbaraglia y Ernesto Alterio.

Brays Efe, Verónica Echegui y Javier REy protagonizan Orígenes Secretos.

Pecados Capitales, Batman, Watchmen, Avengers y todo el universo de los cómics, sumados a algunos diálogos que recuerdan a Stars Wars, incluso una intro musical y visual parecida a The Texas Chainsaw Massacre. Colocás todo eso en una coctelera, lo batís a fondo y sale Orígenes Secretos. El tema sería que esa mezcla esté bien armada, en las dosis justas y, sobre todo, que tengas claro que lo que vas a tomar es un revuelto de cosas que ya has probado otras veces. Algo parecido hizo Matthew Vaungh en la clásica Kick-Ass, con mucha sangre y en tono de comedia; o Shyamalan con mayor sutileza y exquisitez en la trilogía compuesta por Unbreakeable, Split y Glass. La diferencia es que acá le agregamos algunos condimentos propios del thriller de David Fincher y de otros films de asesinos seriales.

De arranque ya notamos la influencia de Seven: la puesta en escena con la lluvia de fondo, un par de asesinatos con pistas que conducirán a otro y patrones que tienen que, en este caso, tienen ver con el origen de los superhéroes clásicos. El encargado de investigarlos es Cosme, un veterano policía a punto de jubilarse y David (Javier Rey), su relevo cuando le llegue la hora del retiro. El nuevo detective recién llegado a la ciudad tiene un pasado que coincide con el mundo de los superhéroes también pero eso lo sabremos más tarde. Para resolver los crímenes se sumará a la investigación Norma, la jefa de ambos y amante del cosplay; y Jorge Elías (Brays Efe), el hijo de Cosme, un entrañable friki, dueño de una tienda de comics.

Al jubilarse Cosme, David y Jorge Elías deben trabajar juntos como si fuesen una especie de Batman y Robin. La dupla actoral tiene mucho humor (sobre todo Jorge Elías) y la química entre ambos está bien trabajada, pero quien le aporta los mejores momentos es Verónica Echegui como Norma, la jefa policial. Sus apariciones como cosplay y la verborragia que le imprime al personaje son los momentos más desopilantes de la película. Leo Sbaraglia y Ernesto Alterio también se lucen con sus breves apariciones. El primero con una delirante aparición como «Paco» un oscuro traficante de comics de los suburbios madridista y el hijo de Hector Alterio como Bruguera el histriónico forense encargado de investigar los cuerpos que van llegando a la morgue.

Orígenes Secretos tiene la inteligencia de aprovechar el universo del comic y transformarse en una comedia, divertida y entretenida, sobre todo para los fans del género sobre superhéroes. Un film donde ninguna referencia a la cultura popular suena forzada, cada una de ellas están sutilmente puestas y son funcionales a la historia, una tarea difícil de lograr y que acá fluye con total naturalidad.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *