[RESEÑA] Amsterdam de David O. Russell.

Este jueves se estrena en cines, la nueva película del aclamado director de Tres Reyes, El ganador, El lado luminoso de la vida y Escándalo Americano.

Ámsterdam (Amsterdam, Estados Unidos/2022). Guión y dirección: David O. Russell. Fotografía: Emmanuel Lubezki. Edición: Jay Cassidy. Música: Daniel Pemberton. Elenco: Christian Bale, Margot Robbie, John David Washington, Alessandro Nivola, Andrea Riseborough, Anya Taylor-Joy, Chris Rock, Matthias Schoenaerts, Michael Shannon, Mike Myers, Taylor Swift, Timothy Olyphant, Zoe Saldaña, Rami Malek y Robert De Niro. Distribuidora: Disney (20th Century Studios).

La carrera de David O. Russell como escritor y director desde principios de la década de 2010 le valió un lugar en los escalones superiores de Hollywood, o al menos un lugar lo suficientemente fuerte como para que un elenco estelar gigantesco estuviera dispuesto a arriesgarse a trabajar con él, a pesar de las denuncias de abuso y violencia que ha recibido. Para algunos, tiene sentido: Russell dirigió a Robert DeNiro a su primera nominación al Oscar en dos décadas en Silver Linings Playbook, y Christian Bale a una lograr su primera estatuilla en The Fighter y a ser nominado en American Hustle. Incluso logró dirigir a Jennifer Lawrence a tres nominaciones al Oscar (la primera de las cuales se convirtió en una victoria), por lo que es comprensible renombrados actores quieran sumarse a su elenco. Esta vez tenemos a actores de la talla de Cristian Bale, Margot Robbie, John David Washington, Rami Malek, Anya Taylor-Joy, Mike Myers, Andrea Riseborough, Chris Rock, Alessandro Nivola, Zoe Saldaña, Michael Shannon, Timothy Olyphant e incluso Taylor Swift.

La historia gira en torno a un caso de identidad equivocada. El doctor Burt Berendsen (Cristian Bale) es llamado por su amigo abogado Harold Woodman (John Washington) para realizar una autopsia al cuerpo de su excomandante de guerra, a pedido de su hija (Taylor Swift), quien cree que fue asesinado. Pero antes de que puedan informarle, ocurre un crimen terrible y el perpetrador señala a Burt y Harold. Los dos viejos amigos ahora están en una carrera contra el tiempo para limpiar sus nombres, una carrera que inesperadamente los pondrá de nuevo en contacto con Valerie Voze (Margott Robbie), una enfermera que los atendió durante la guerra y luego los llevó a un escondite en Ámsterdam, donde llevaron juntos una idílica vida bohemia hasta que Burt se sintió obligado a volver a casa con su esposa, interpetrado por la talentosa, pero completamente desperdiciada, Andrea Riseborough (Mandy, Possessor).

Christian Bale es Burt Berendsen, Margot Robbie es Valerie Voze y John David Washington es Harold Woodman en AMSTERDAM. Foto de Merie Weismiller Wallace; SMPSP. © 2022 20th Century Studios. All Rights Reserved.

Como es habitual en Russell, la historia no se cuenta de forma directa. La película comienza en 1933 antes de que una secuencia de flashback nos cuente los antecedentes de nuestros tres personajes principales, y continúa jugando rápido con la narración lineal durante todo el tiempo. Esto podría ser divertido: «un misterio extraño con elementos de comedia disparatada», pero en cambio, se siente agotador y confuso. Hay muchos personajes a los que seguir y muchos elementos importantes que no tienen sentido hasta mucho más tarde en la película. 

Las actuaciones tampoco acompañan; Bale está en un mundo propio, interpretando a uno de sus clásicos personajes extravagantes: Burt es desordenado, anda siempre despeinado, tiene un ojo de vidrio, espalda encorvada y un acento extraño. Washington y Robbie compensan, y entregan personajes menos abstractos y se ven opacados por la locura de Bale, lo que no les sirve a ninguno de los dos, aunque al menos el talento de Robbie para la comedia física le da la oportunidad de destacarse. MIentras tanto, los dos oficiales de inteligencia del Reino Unido y los EE. UU., interpretados por Mike Myers y Michael Shannon son los únicos que entienden al dedillo los ritmos y las personalidades del clásico chiflado. Son Malek y Taylor-Joy quienes mejores cumplen su papel y mejor se complementan, como un marido y una mujer adinerados que se drogan con gotas analgésicas para los ojos.

Pero Amsterdam no solo era esperada esperada porque involucraba muchas personas talentosas en escena, también se destacaban quienes estaban detrás de cámara. La presencia de Emmannuel Lubezki en fotografía, Daniel Pemberton en la música y Jay Cassidy en montaje, generaban las expectativas suficientes para que la película vaya en sintonía con las anteriores producciones de David O. Russell, pero algo falla. El film no tiene la emoción y frescura a la que nos tiene acostumbrados y termina siendo una decepción para quienes esperábamos con ansías la nueva producción del director newyorkino. 

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *