Archive 81 de Rebecca Sonnenshine.

Se estrenó en Netflix la serie de terror basada en un famoso podcast y producida por James Wan.

Mamoudou Athie protagoniza Archive 81

Un archivero y restaurador audiovisual se ve envuelto en el misterio de una mujer que desapareció hace dos décadas en Archive 81 , una nueva serie de terror de Netflix. Técnicamente, el programa pertenece al subgénero de found footage, pero esta serie de ocho adictivos episodios evoca clásicos de terror sobrenatural como Rosemary’s Baby, exactamente lo que uno debería esperar cuando James Wan (de las franquicias Insidious y Conjuring) está entre los productores.

La serie se basa en el podcast del mismo nombre creado por Daniel Powell y Marc Sollinger, en el que los creadores interpretan versiones ficticias de sí mismos. El mismo cuenta la historia de Daniel Powell, un archivista que desaparece después de aceptar un trabajo en el Comité Histórico de Vivienda del Estado de Nueva York. Luego de la desaparición, su mejor amigo, Mark Sollinger, encuentra cientos de horas de cintas de audio que Daniel había estado archivando; el audio presenta entrevistas con residentes en un edificio de gran altura en 1994. Mark publica las cintas en forma de podcast. El podcast está ahora en su tercera temporada.

En la serie, el protagonista es Dan (Mamoudou Athie, The Get Down) quien tiene un trabajo de personal estable dentro de un museo audiovisual. Con un pasado trágico, en el que toda su familia murió cuando su casa se quemó, casi al mismo tiempo que un incendio en el edificio Visser. El joven Dan sobrevivió porque estaba paseando al perro de la familia. Se ha distanciado de su esposa, ha tenido ataques de nervios y suele pasar el rato con su mejor amigo Mark (Matt McGorry, How to Get Away with Murder ), que presenta un podcast.

Su mundana vida se ve sacudida cuando un millonario hombre de negocios llamado Virgil Davenport (Martin Donovan, Big Little Lies) se acerca a Dan con una jugosa oferta de trabajo independiente para restaurar unas cintas de video dañadas durante el incendio en el edificio Visser antes mencionado, el archivista acepta, aunque la tarea requiera que trabaje solo en una instalación remota al norte del estado sin celular y conexión a internet. Él comienza a ver las cintas de Melody (Dina Shihabi, Altered Carbon) mientras las restaura, y su propio control sobre la realidad comienza a desmoronarse gradualmente a medida que se ve atraído por la historia que relata la protagonista. Además, Davenport podría tener motivos ocultos para contratar a Dan en primer lugar.

La historia cambia ágilmente entre el presente de Dan y las experiencias de Melody en 1994, comenzando cuando se muda a Visser, en contra del consejo de su mejor amiga, una artista llamada Anabelle (Julia Chan), con la esperanza de localizar a su madre biológica. Se hace amiga de una joven llamada Jess (Ariana Neal) y descubre que su amable pero espeluznante vecino Samuel (Evan Jonigkeit) lleva a cabo reuniones clandestinas regulares que involucran extraños cantos tonales frente a un escultura pagana. Independientemente de lo que esté tramando Samuel, está preparando tanto a Melody como a Jess, y se rumorea una película snuff de la década de 1920 que sugiere que es probable que su plan no termine bien para ninguno de los dos.

Inquietante en las secuencias de video de archivo, Archive 81 hace un buen uso de ese aspecto para provocar escalofríos, especialmente cuando Dan vislumbra ocasionalmente un rostro demoníaco que acecha en la estática de las cintas, así como es interesante ver los montajes de cómo repara las cintas dañadas por el fuego. Entre debates sobre la ciencia o fe y la psicología frente a las creencias religiosas, el suspenso se desarrolla lentamente sin atascar la narración, y hay muchos giros para mantener la atención alerta. La conexión entre las dos líneas de tiempo, y los respectivos destinos de nuestros protagonistas, finalmente se revelan en un final de temporada impactante que abre muchas nuevas posibilidades para futuras temporadas. Todavía no se sabe si habrá una segunda entrega, pero la creadora Rebecca Sonnenshine ha dicho que su equipo ya ha estado discutiendo ideas sobre dónde podrían llevar la historia a continuación, ahora que una pieza del rompecabezas se ha «resuelto». 

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *