«Chucky: La Serie» de Don Mancini.

El 27 de octubre llega a Star Plus la serie del popular muñeco maldito creado a finales de los 80 por Tom Holland (Reseña hecha luego del visionado de los dos capítulos iniciales)

Jake, interpretado por Zachary Arthur, es víctima de la despiadada influencia de Chucky.

Gracias a la llegada de la célebre Noche de Brujas, el mes de octubre es el momento del año más esperado para los amantes del terror. Los estrenos del género se dan en todas las plataformas y en salas de cine. Películas y series nuevas se presentan durante esos treinta días aprovechando la ocasión, pero también hay lugar para los más nostálgicos de los gloriosos ochenta, una época dorada para el cine de terror. El estreno de Halloween Kills, la segunda entrega de la nueva trilogía de asesinatos de Michael Myers que tendrá su capítulo final el año que viene, y el estreno de la serie Chucky en Star Plus apunta a ese público, alejada de los viejos discursos y adaptada a los tiempos actuales.

Creada por Don Mancini, guionista de la original y director de las demás entregas, esta nueva producción sobre el muñeco maldito se ubica un año después de los eventos de Cult of Chucky. En vísperas de Halloween, a mediados del mes de octubre en la ciudad de Hackensack (Nueva Jersey), el adolescente Jake Wheeler compra un muñeco de la marca Good Guys en una venta de garaje, con la intención de utilizarlo en un proyecto artístico. El chico más tarde descubre que el muñeco está poseído por el alma del asesino en serie Charles Lee Ray, quien en esta forma se hace llamar Chucky. Jake, que sufre de hostigamiento escolar y lucha por que las personas acepten su homosexualidad, pronto se ve envuelto en una serie de eventos extraños que involucran a Chucky, quien desata una ola de asesinatos violentos alrededor de la localidad. Algunos compañeros del chico, incluido su interés romántico, Devon, y su primo Junior, también se verán atraídos a estos sucesos que tienen una aparente conexión con el misterioso muñeco.

El formato serie le permite profundizar en los personajes y potenciar los conflictos, por fuera de realizar un simple slasher bizarro que era el Chucky original. Aunque la última entrega del muñeco diabólico, Child’s Play de 2019, en la que Don no intervino, ya mostraba un desarrollo más interesante en algunas problemáticas actuales (la relación de los niños con las tecnologías y el aislamiento social que eso produce), esta vez la cuestión va por otros carriles. Un joven adolescente que empieza a definir sus preferencias sexuales e intenta desarrollarse en el mundo del arte a pesar de la negativa de un padre alcohólico y depresivo que continúa duelando la perdida de su esposa y madre de Jake. Tocando también cuestiones como el bullying escolar, pero esta vez enmascarado bajo una falsa máscara de solidaridad.

Esto no lleva a pensar que la serie es una más de las tantas series escolares sobre problemáticas actuales adolescentes, pero no es así. Don Mancini se encarga que la presencia Chucky le cambie esa mirada, con sus ácidas intervenciones y sugerencias hacia Jake, con quien termina entablando una relación de amistad (?) cómplice. Más manipulador que en otras versiones, esta vez el personaje se dedica a maniobrar entre las sombras aprovechándose de las debilidades de su dueño, transformándose en una suerte de catalizador de toda la ira reprimida de Jake hacia aquellos que hacen de su vida un desgracia. El objeto de deseo principal de Chucky es vengarse de la compañera de escuela de Jake, Lexy (Alyvia Alyn Lind), el estereotipo de rubia mala y arrogante, que se burla de su dueño.

Casualmente, Lexy es la novia de Junior (Teo Briones), el primo millonario de Jake, con quien tiene una tirante relación, donde se mezclan los celos por cierto trato preferencial de parte de sus padres luego de quedar huérfano, pero fundamentalmente por algún complejo con su indefinidas preferencias sexuales y las típicas presiones de su progenitor en la práctica deportiva que refuerce su masculinidad.

La condición de muñeco de Chucky le permite pasar desapercibido, por lo cual se puede enterar de muchos secretos familiares que luego son utilizados para manipular o extorsionar a sus víctimas. Pero también sirve para entregarnos grandes momentos, como su presentación en público junto a Jake en la muestra de talentos de alumnos, en una escena que recuerda a Magia de Richard ttenborough, protagonizado por Anthony Hopkins y para los más jóvenes a Gabbo, la competencia de Krusty en Los Simpsons. En su interacción con el exterior se debe camuflar y Halloween es la ocasión perfecta para hacerlo disfrazado con una siniestra máscara de Hello Kitty, una imagen que seguramente recorrerá los medios y se hará famosa.

Con un capítulo doble, Chucky llega en formato serie a la plataforma Star Plus. Al igual que Cobra Kai se reinventa y se adapta al contexto actual, no quedando forzado en su tratamiento, ya que bromea con eso. La presencia estelar es la de Chucky, pero esta vez está bien acompañado con Zackary Arthur y de todo el entorno familiar y escolar que lo rodea al joven, donde no faltarán las sorpresas para los fanáticos de la saga con la presencia de protagonistas de entregas anteriores y retorcidos asesinatos del muñeco diabólico.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *