La Historia de Lisey de Pablo Larraín. Crítica.

Basada en una novela de Stephen King, se estrenó en Apple TV la serie del director chileno protagonizada por Juliane Moore y Clive Owen.

Juliane Moore y Clive Owen protagonizan la adaptación de la novela de Stephen King para Apple TV+

El universo de Stephen King vuelve a tener una nueva producción y siempre es bienvenida. Mucho más cuando detrás de la misma aparece gente como el director chileno Pablo Larraín, responsables de grandes cintas como El Club, Emma y No; metido ya en la industria norteamericana luego de filmar Jackie. Esta vez se une con Apple TV, quien fiel al estilo de su creador, produce poco para su señal streaming pero siempre de calidad; y con el siempre convocante nombre de J. J. Abrahams. Si a eso le sumamos actores de la talla de Juliane Moore y Clive Owen, quienes vuelven a formar pareja luego de la maravillosa Niños del Hombre de Alfonso Cuarón, secundarios como Jennifer Jason Leigh (Mujer Sotera Busca, El Maquinista y Los Ocho Más Odiados), Joan Allen (Game of Thrones) y Dane DeHaan (La Cura Siniestra y Valerian); todo hace un combo más que auspicioso y esperanzador para esta nueva producción cuyos dos primeros capítulos se estrenaron en la señal streaming.

Todo comienza con Lisey (Juliane Moore) relajada, nadando en una pileta en medio de un jardín. En sus ojos hay tristeza y vienen los recuerdos de su marido, Scott Landon (Clive Owen), un afamado escritor de novelas de suspenso que fue asesinado por un fanático durante la inauguración de una biblioteca en su pueblo natal. Ya pasaron dos años de la muerte, pero el duelo sigue. Al drama de la viudez se le suma su hermana Amanda (Joan Allen), una mujer con problemas de salud, traumada por el abandono de su ex esposo por una joven francesa más joven. Allí no está sola, la acompaña su hermana menor, Darla (Jennifer Jason Leigh), con quien tienen algunos choques por reclamos del pasado en relación a los cuidados de su madre enferma.

Pero Scott Landon no era un hombre cualquiera, escondía traumas del pasado que volcaba en sus inquietantes libros y provocaban en el lector una extraña conexión y fanatismo. Es por eso, que Lisey es acosada por un Jim Dooley (Dane DeHaan), un siniestro seguidor del escritor que la presiona y amenaza para que le entregue los manuscritos no publicados por su esposo. A Jim lo ayuda el Profesor Roger Dashmiel, quien pacíficamente le pide a Lisey que le haga entrega sino su vida corre peligro, a lo que ella se niega. En los sueños de Lisey Scott aparece siempre para entregar una suerte de dálivas (como si fuesen pistas) que, supuestamente, ayudan a desentrañar el misterio detrás de la figura de Scott Landon (aún no sabemos cual es) y una misteriosa conexión con Amanda.

Teniendo en cuenta que La historia de Lisey surgió de las experiencias que tuvo Stephen King después de su accidente cercano a la muerte en 1999, en conjunto con la inspiración de su matrimonio de cincuenta años con su esposa, estos dos primeros capítulos se puede apreciar una inclinación hacia una historia lírica, surrealista, inquietante y un viaje emocional a través del dolor. Aborda las enfermedades mentales a través de la lente de habilidades sobrenaturales junto con algunos temas incondicionales de King, como los fanáticos obsesivos y las conexiones del escritor con sus obras.  Más cerca del terror psicológico, la serie no da miedo de la forma que cabría esperar, ni se ajusta a una estructura narrativa convencional y rebota a través de múltiples períodos de tiempo y ubicaciones de una manera discordante. Apoyada en el talento actoral del lujoso elenco, donde sobresalen Moore y Allen, quienes ofrecen una actuación destacada en su carrera.

En sus primeros dos episodios, La historia de Lisey  da indicios de ser una adaptación surrealista, donde la cinematografía de Darius Khondji (Seven, Medianoche en Paris, Alien, Uncut Gems) se luce para construir el paisaje onírico en el que se desenvuelve la historia. A veces, el cambio del flashback al sueño, la memoria y lo contemporáneo puede ser confuso y un poco discordante, pero la serie encuentra un ritmo que despierta curiosidad sobre como puede seguir la inquietante historia.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *