Ofrenda a la tormenta de Fernández González Molina. Crítica.

El thriller policial español que cerró la Trilogía de Baztán se estrenó este fin de semana en Netflix y es una de las producciones más vistas dentro de la plataforma streaming.

Parece hace mucho pero fue hace solo tres años, se estrenó El Guardian Invisible, la cinta que daba inicio a la famosa Trilogía de Baztán. Tres películas que resultarían la adaptación de unos de los best sellers españoles de la escritora Dolores Redondo sobre una serie de asesinatos relacionados con brujerías y supersticiones al borde del río Baztán, en tierras de Navarra. La encargada de investigar los hechos era la inspectora Amaia Salazar (Marta Etura), quien arrastra un trágico pasado sobre sus espaldas y deberá regresar a su pueblo, no solo para resolver el difícil caso sino para reencontrarse con fantasmas del pasado que ha tratado de huir toda su vida.

Tiempo después, en el 2019, llegó El Legado de los Huesos, su continuación. En dicha entrega ha pasado un año desde que resolviera los crímenes que aterrorizaron al valle del Baztán. Embarazada y decidida a dejar atrás lo vivido, su vida se ve de nuevo alterada por un suceso inesperado: el suicidio de varios presos que dejan una única palabra escrita en la pared de sus celdas, «Tarttalo». Todos esos fantasmas que Amaia creía haber dejado atrás regresan con más fuerza que nunca.

En esta última entrega vemos a Amaia un año después de los hechos en que tuvo que enfrentarse a su violenta madre (conviene ver las anteriores para saber de que trata ese enfrentamiento). A pesar de que tanto la Guardia Civil como el juez Markina (Leonardo Sbaraglia) dan por cerrado el caso y dan por muerta a su madre, Amaia siente que no está libre de peligro. Esta vez los crímenes vuelven cuando la muerte súbita de una niña en Elizondo resulta sospechosa y los análisis forenses llevan a Amaia a investigar otras muertes de origen similar que conducirán a la inspectora a la resolución final de los sucesos que han asolado el valle de Baztán. 

Siguiendo en la misma tónalidad de sus anteriores producciones, el film logra atar todos esos cabos que habían quedado sueltos. Mayor dinamismo y suspenso, muchas y disparatadas creencias hacen que del film lo que podríamos denominar como la trilogía MIllenium española. Nuevamente se vuelven a mezclar cultos satánicos a demonios de la mitología vasca, brujerias y surpersticiones. Con un despliegue técnico y una fotografía impecable que, sumado a algunos giros argumentales y sorpresas inesperadas, hacen de esta última entrega la mejor de todas, en donde el drama se hace presente, con la muerte inesperada de uno de los personajes centrales y preferidos del público.

Ofrenda a la tormenta es un cierre más que digno para una de las trilogías policiales españolas más exitosas. Una cinta donde la exhumación de cadáveres, sacrificios de niños como ofrendas y morbosos hilos conductores harán que las peripecias de Amaia Salazar y su equipo de investigación nos tenga enganchados hasta el final.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *