Hermosa Venganza de Emerald Fennell. Crítica.

Con cinco nominaciones al Óscar incluidas mejor película, mejor director y mejor actriz, llega a los cines el esperado film protagonizado por Carey Mulligan.

Carey Mulligan se viste para matar en esta sorprendente ópera prima

Cassie (Carey Mulligan) está mareada y borracha, se desploma en un largo sofá rojo brillante de un club local lleno de itinerantes «buenos chicos». Uno grupo de tipos comprensiblemente preocupados se acerca a Cassie para ver si está bien (aunque su clara intención es otra). La joven parece indefensa y en inferioridad de condiciones, sin embargo, Cassie nunca deja de tener el control. Jerry (Adam Brody), el joven que la saca del boliche a los tumbos, promete ser un buen muchacho y le asegura que está a salvo en sus manos. Pero Cassie, en realidad no está borracha, y está a punto de desatar una furia justa sobre el asqueroso Jerry, que no acepta el «no» de respuesta cuando la joven parece estar desmayada sobre la cama de su departamento. 

Pronto aprenderemos que ese es su juego. Cassie merodea por los bares y clubes locales en busca de hombres groseros. Vestida como una pieza tentadora para ese machista mundo ajusticia a todos aquellos que intente sobrepasarse con ella. Los detalles del estilo particular de justicia de Cassie siguen siendo vagos hasta más adelante en la película. Herida después de un horrible acto de violencia contra su amada mejor amiga, Cassie ha estado usando sus artimañas para enseñar algunas lecciones serias a los malos durante bastante tiempo, castigando a los depredadores mientras evita encontrarse al verdadero villano de su vida. Los detalles sobre el incidente que involucra a su amiga se irán develando lentamente a lo largo de la película.

Cassie ya no es la prometedora estudiante de medicina que solía ser, se ha convertido en una persona totalmente consumida por su necesidad de venganza. Por eso, en las tardes trabaja a desgano en un café regenteado por su amiga Gail (Laverne Cox). Todo cambia cuando un día se presenta el encantador Ryan (Bo Burnham), un conocido de sus días universitarios quien le ofrece una inesperada esperanza de que finalmente podría haber encontrado un buen chico del que enamorarse, pero que también puede funcionar como herramienta para conectarse con el culpable del suicidio de su amiga. A partir de ahí veremos a Cassie intentando equilibrar dos partes dispares de su vida, el de la femme fattale que busca venganza por las noches y la que empieza entregarse a los tiernos brazos del enamorado pediatra.

Logrando conjugar con ingenio ambos mundos, la directora nos entrega un film divertido e inteligente pero a la vez aterrador. Es capaz de indagar en el oscuro mundo de la venganza de Cassie para llevarnos a un terreno donde nos lleva a simpatizar naturalmente con ella en su demencia y en su obsesión, pero nos pone en el lugar de no empatizar con ella cuando se muestre reticente a entregarse al amor de Ryan. Cassie seguirá con su venganza pero llegando al final de su plan, se dará cuenta que ambos camino son imposibles de recorrer, dejando en segundo plano su deseo de venganza, pero una verdad se revelará y las ansías por honrar la memoria de su amiga volverá de la manera más despiadada.

La banda sonora es inspiradora: durante gran parte del film sonará una versión pesada de «Toxic» de Britney Spears y habrá un uso divertido de «It’s Raining Men» que ponen de manifiesto el negro sentido del humor de Fennell. Pero es Carey Mulligan quien se carga sobre sus espaldas el pesada drama del film; angelical y demoníaca por momentos, la actriz se convierte en una seductora especie de Dr. Jeckyl y Mr Hyde femenino. La protagonista de Drive despliega su repertorio de miradas y sonrisas para imprimirle a su personaje una potencia femenina brillante en su lucha contra las despreciables actitudes machistas con las que se irá encontrando en camino a su venganza.

En su ópera prima, Emerald Fennell hace honor al título de la película. Promising Young Woman es oportunista pero muy prometedora. Un film que generará controversia y polémica, con una heroína vengadora que será adorada por el universo feminista pero que será odiado por los exacerbados machistas.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *