Book of Bloods de Brannon Braga. Crítica.

En la plataforma Hulu se estrenó la película basada en la aclamada antología de terror escrita por Clive Barker.

Hagamos un repaso: Hellraiser, Candyman, The Midnight Meat Train y muchas más. El aporte de Clive Barker al terror ha sido mayúsculo y sigue siendo un referente importante dentro del género. Con su característico estilo sobre un mundo subyacente y oculto que convive con el nuestro, el rol de la sexualidad en lo sobrenatural y la construcción de mitologías coherentes, complejas y detalladas; Barker sigue generando expectativa cada vez que una novela suya es adaptada. Muchas de esas peliculas salieron de cuentos de su libro más famoso, Book of Bloods, seis volúmenes que contienen treinta relatos. Esta vez, se opta por tomar tres relatos de los libros y llevarlo en modo de antología, como se hizo en el 2008, en un film que pasó sin pena ni gloria.

En film que cuenta las historias de dos mujeres muy diferentes: la primera es Jenna ( Britt Robertson ), una estudiante universitaria con problemas psiquiátricos que escapa de sus padres cuando estos intentan internarla en una clínica. La joven intenta reconstruir su vida después de sufrir una ruptura mental y llegará a un pueblo donde es recibida por Ellie (Freda Foh Shen) y Sam (Nicholas Campbell), una amable pareja que da hospedaje a quienes visitan el pueblo. Pero esa amabilidad es solo una pantalla de algo más siniestro. La otra historia sigue a Mary (Anna Friel), una profesora universitaria que se dedica a desacreditar a los psíquicos. Todo se complica cuando conoce a Simón (Rafi Gavron),un joven que la desafía con la excusa de poder hablar con su hijo muerto. A la par de sus historias conoceremos sobre la misión de un mercenario (Yul Vazquez) que está tratando de recuperar un libro que vale una cantidad extrema de dinero, los giros mantendrán a los espectadores adivinando el resultado de estos personajes hasta el final.

Las tres historias funcionan bien, pero la más atrapante y angustiante es la de Jenna, que contiene un par de vueltas de tuercas interesantes hacia el final del relato, pero que se sostiene gracias al trabajo de . Britt Robertson.  En la segunda historia, Anna Friel también juega un papel clave y al igual que en la serie de Netflix  Marcella, este nuevo personaje también podría ser uno que veremos nuevamente.

Adaptar Clive Barker no es una misión sencilla para un director; captar la esencia de sus relatos y la construcción de sus universos muchas veces fracasan a la hora de llegar al formato audiovisual, y el film sale bien parado. Esta vez no aparecen seres mitológicos ni monstruos, Books of Bloods es horror corporal e historias que pueden tener un anclaje en el mundo real, lo que la hace más terrorífica que otras películas del escritor. Un film no apto para débiles de corazón, pero eso no hace falta aclararlo porque sabemos que se basa en algo de la mente de uno de los escritores más retorcidos del género..

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *