Cry Macho de Clint Eastwood. Review.

Llega a las salas de cine la trigésima novena película del veterano director de 91 años., una road movie en tierras mexicanas basada en la novela homónima de N. Richard Nash.

Eduaardo Minett y Macho, el gallo, coprotagonizan junto a Clint Eastwood el nuevo film del aclamado director

El ciclo de la vida indica que nacemos y morimos, pero en el medio experimentamos muchas sensaciones y cambios en el estado de ánimo y la forma de vivirla. Cuando uno se imagina que estará haciendo a los 91 años (si es que llega), se piensa en la paz del hogar, disfrutando el relax que le da el haber trabajado durante tantos años y sufriendo los achaques en el cuerpo propios del paso del tiempo. Clint Eastwood parece no imaginarse así y resignarse a cumplir con ciertos paradigmas de la vejez, por eso elige vivirla a la manera que más le gusta: filmando y actuando. Luego de la cuarentena estricta por el COVID, el director se metió de lleno en Cry Macho, un proyecto que llevaba varios años dando vueltas en Hollywood, disputado por varios directores, (estaba en los planes de Arnold Schwarzenegger) pero que finalmente quedó en manos del director ganador del Óscar por Millon Dolar Baby.

El film está ambientado en 1980, Clint Eastwood es MIke Milo, una ex estrella del rodeo y criador de caballos. En soledad, luego de la muerte de su esposa e hijo en un accidente automovilístico, acepta el trabajo de su ex-jefe (Dwight Yoakam) para ir a buscar a Rafo (Eduardo Minett), su hijo de 13 años, a México, traerlo a su casa en Texas y así alejarlo de su madre alcohólica. La misión solo consiste en convencer al joven con los beneficios de tener un acaudalado padre, con campos, caballos y una calidad de vida diferente a la que tiene del otro lado de la frontera. Pero una vez allá se dará cuenta que no solo no es el primero enviado para hacerlo, sino que que la misión de rescatar al joven será más difícil de lo esperado.

El director de películas como Los Imperdonables, Río Místico y Los Puentes de Madison lleva a la pantalla grande la novela homónima de N. Richard Nash, con un hermoso comienzo donde vemos el árido paisaje tejano bajo el siempre preciso lente y el tema country Find a New Home con la voz grave de Will Banister de fondo. Asi, Clint Eastwood nos sumerge en el ambiente rural norteamericano en una road movie que gira en torno a dos figuras antagónicas, un viejo y un joven, que no irán solos, sino que lo harán acompañados por Macho, el gallo de riña de Rafo, quien no solo funciona como una metáfora de la historia sino que se transformará en el héroe de la película.

Clint Eastwood aprovecha las bondades del guión para tocar cuestiones recurrentes en sus películas relacionadas con las masculinidades y la religión, pero principalmente para recorrer México y mostrar otra imagen contraria a lo que suele reflejar el cine norteamericano en la mayoría de sus películas. El director elige reflejar el otro lado del país, representado en ese lugar al costado de la ruta que los acoge a pesar de ser perseguidos por la policía. Muy diferente a la que el mismo Eastwood pone en escena en el inicio en la ciudad de México y que persigue a Rafo hasta el final de la película.

Lejos de ser la mejor película del director, Cry Macho tiene pinceladas del maravilloso Clint Eastwood. Es un film simple, en el cual vuelve a demostrar una notable sapiencia a la hora de contar historias a pesar de caer en momentos cursis y absurdos. Se siente a tono a relatos más personales de Clint, como Gran Torino, La Mula o la multipremiada Millon Dolar Baby, aunque con un tono liviano y esperanzador. Vuelve a poner de manifiesto sus creencias íntimas, pensamientos ideológicos y políticos. En esta ocasión cruza la frontera y se enamora del país vecino; pero no de aquel que se vincula y entrega a los negocios turbios con Estados Unidos. Se enamora del México más solidario y despojado de lo material, el de la comida casera, que está conectada con la naturaleza, con las tradiciones, los vínculos familiares y el amor por los animales sin fines de lucro. Una historia sobre encontrar la paz fuera de casa pero bajo la luz del mismo sol.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *