Diez películas clásicas para ver en Netflix

Más allá de las series y películas estrenos, la plataforma de la N roja tiene un amplio catálogo de clásicos para ver el fin de semana, te recomendamos diez a las que siempre es bueno darle un revisionado.

La Vida de Brian es uno de los grandes clásicos disponible en Netflix.

Muchas veces damos vueltas por la plataforma y no sabemos que ver. Tenés solo dos horas o más para ver una película y no te querés clavar. Entonces siempre es bueno ir de vez en cuando a lo seguro y mirar algún clásico del cine que sabes que no te va a fallar. Por eso te recomendamos diez históricas del cine que podés ver y no arrepentirte.

  • The Breakfast Club (El Club de los Cinco) de John Hughes – 1985:

Cinco jóvenes, dos chicas y tres chicos, (cada uno representando uno de los distintos clichés de cualquier escuela preparatoria o de enseñanza secundaria) que, a medida que pasan juntos un sábado castigados en la biblioteca del Centro, descubren que cada uno de ellos es más profundo que su respectivo estereotipo. El Criminal, la Princesa, el Cerebro, el Atleta y el Caso Perdido, todos los modelos escolares en un filme se ha convertido en un clásico, una película de culto y ha tenido una gran influencia sobre subsiguientes producciones cinematográficas para jóvenes. Asimismo, algunos temas de la banda sonora de la película alcanzaron un notable éxito. Siempre es lindo escuchar Don´t You (Forget about me) de Silmple MInds.

  • Tiburón (Jaws) de Steven Spielberg – 1975.

Un enorme tiburón blanco devorador de hombres ataca a los bañistas en las playas de Amity Island, lo cual lleva al jefe de la policía local a emprender la caza del escualo junto a un biólogo marino y un cazatiburones profesional. La película que lanzó a la fama a uno de los mejores directores de cine de todo los tiempos. Una obra maestra de costó solo 9 millones de dólares y recaudó casi 500 millones. Dos simples tonos musicales de John Williams y planos de una persona flotando en el agua sirvieron para que muchos espectadores vivan una experiencia inmersiva aterradora.

  • La Historia Oficial de Luis Puenzo – 1985.

Inolvidable momento cuando Norma Aleandro gritó: «¡¡The official history!!» al anunciar a la ganadora del Óscar a la Mejor Película Extranjera, un hito histórico al convertirse en el primer film en lograrlo (luego lo lograría Campanella con El Secreto de sus Ojos). Pero más allá del reconocimiento, una historia que conecta la recuperación democrática y el develamiento de los horrores de la represión. A través de su personaje central, Alicia (Norma Aleandro), una profesora de historia de colegio secundario que descubre con espanto que su hija adoptada es hija de desaparecidos y fue apropiada ilegalmente. Una película profunda e intensa sobre un pasado triste de la Argentina que siempre debe vivir en la memoria para que no vuelva a suceder nunca más.

  • Das Boot (El Barco) de Wolfgang Petersen – 1981.

Un drama épico que aborda la vida de la tripulación de un submarino alemán que patrulla aguas peligrosas durante la Segunda Guerra Mundial. Una magistral, tensa y claustrofóbica película que arrasó en la taquilla alemana, consiguió 6 nominaciones a los Oscar y ofreció a su director un pasaporte directo a Hollywood. El espectador sufre ante la incertidumbre del destino de una tripulación que poco importa que esté del bando «enemigo».

  • Love Story (Historia de Amor) de Arthur Hiller – 1970.

La historia de Oliver, un acaudalado deportista de Harvard, que desafía a su exigente padre cuando se enamora de una alumna plebeya de Radcliffe y se casa con ella. El melodrama romántico de los setenta, tan cursi y simple que hizo derramar lágrimas a toda una generación. Fue la película más taquillera del año en Estados Unidos, pero también el mejor alegato contra el sacrificio del estudio jamás visto. Inolvidables interpretaciones de Ali MacGraw y Ryan O´Neall.

  • Psicosis (Psycho) de Alfred Hitchcock- 1960.

Una desleal empleada de una inmobiliara escapa con un fajo de dinero para comenzar una nueva vida, pero termina en el oscuro motel Bates. Inolvidable, maravillosa, no alcanzan los adjetivos para calificar a esta obra maestra del suspenso que sigue funcionando como un thriller aterrador e insinuante. Lo que hace que «Psicosis» sea inmortal, es que conecta directamente con nuestros miedos: nuestros miedos de cometer un crimen impulsivamente, nuestros miedos a la policía, nuestros miedos a convertirnos en víctima de un loco y, por supuesto, nuestros miedos de decepcionar a nuestras madres.

  • Africa Mía (Out of Africa) de Sidney Polack – 1985.

Una danesa se entrega a un matrimonio por conveniencia con una barón mujeriego. Pero cuando se mudan a Nairobi, ella de enamora de un cazador de espíritu libre. Una película con el coraje de tratar sobre emociones complejas y arrolladoras, y de usar el poder estelar de Meryl Streep y Robert Redford para hablar de adulterio, enfermedad, muerte, soledad, marginación, ruina y desamor. Todo con una maravillosa fotografía de Africa.

  • Hasta que llegó su hora (Once upon a time in the west) de Sergio Leone – 1968.

Un western teníamos que poner y que mejor que un film de un maestro del género. Henry Fonda actúa en este clásico del spaghetti western como un pistolero contratado por un conglomerado ferroviario para matar a todo aquel que sabotee el proyecto. El punto más alto de las películas de Leone, una venganza a fuego muy lento bajo el ardiente sol del desierto americano. Tras un hipnótico comienzo alargado hasta la genialidad, en la memoria queda la forma en la que el director exprime el tiempo para conseguir tensión. Tres horas del mejor spaghetti western; con la violenta receta escrita por Bernardo Bertolucci y Dario Argento,

  • Mi Vecino Totoro (Tonari no Totoro) de Hayao Miyasaki – 1988.

Incorporada recientemente al catálogo de Netflix, como todas las del Estudio Ghibli. Totoro, un ser peludo y gigante con algo de oso y algo de perro. Es raro, porque este film, obra maestra absoluta del cine y de la animación, nunca tuvo estreno comercial en nuestro país, como la mayoría de la obra de Miyazaki. La historia de dos nenas que se mudan al campo para estar cerca de su mamá, internada en un hospital. Pasan mucho tiempo solas porque papá trabaja, y se encuentran con este ser fantástico que las saca de la tristeza o de los peligros. Una obra maestra de la animación.

  • La Vida de Brian (Monty Python´s Life of Brian) de Terry Jones.

Brian nace en un pesebre de Belén el mismo día que Jesucristo. Un cúmulo de desgraciados y tronchantes equívocos le harán llevar una vida paralela a la del verdadero Hijo de Dios. Sus pocas luces y el ambiente de decadencia y caos absoluto en que se haya sumergida la Galilea de aquellos días, le harán vivir en manos de su madre, de una feminista revolucionaria y del mismísimo Poncio Pilatos, su propia versión del calvario. Una brillante sátira que desborda con un humor maravillosamente inteligente. Obra capital de los geniales Monty Python, llena de gags memorables, que la encumbran como una de las mejores parodias de la historia del cine.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *