Duro de Cuidar 2 de Patrick Hughes.

Se estrenó en cines argentinos la secuela de guardaespalda y el asesino a sueldo protagonizada por Ryan Reynolds y Samuel L. Jackson.

Ryan Reynolds, Salma Hayek y Samuel L. Jackson protagonizan la secuela.

A Ryan Reynolds el éxito y el reconocimiento mundial dentro del universo de la comedia le llegó luego de Deadpool. Aunque ya había incursionado en el mismo en otras producciones, ninguno lo catapultó en el estrellato como el personaje de Marvel amante de las chimichangas. En el 2017, al año siguiente, el actor volvió a incursionar dentro del género con The Hitman’s Bodyguard, una eficaz buddy movie que pasó sin pena ni gloria pero que, a su modo, volvía a mostrar las condiciones de Ryan Reynolds, esta vez, en compañía con uno de los grandes talentos hollywoodenses, Samuel L. Jackson. Cuatro años después, bajo el mando del mismo director de la primera parte, la dupla vuelve a las andanzas

En el inicio lo vemos a Michael Bryce (Ryan Reynolds) en una sesión de terapia tratando de superar su desafiliación de triple A, luego de los sucesos de la primera parte. Obsesionado con el tema, su terapeuta (Caroline Goodall) lo alienta a guardar las armas y pasar unas tranquilas y tranquilas vacaciones italianas en Capri. Mientras una banda sonora de bluegrass suena de fondo, es evidente que sus vacaciones serán de corta duración cuando Sonia (Salma Hayek) aparezca a los tiros en el Spa a reclutar Michael para que ayude a rescatar a Darius. Luego de unos sucesos fortuitos y de rescatarlo, el agente de Interpol Bobby (Frank Grillo) obliga al trío a rastrear un dispositivo poseído por un criminal llamado Aristóteles (Antonio Banderas), que desea empujar a toda Europa a un apagón como venganza por las sanciones a la economía griega.  

Poco más interesa más del guión, ya que el film es una sucesión de gags cómicos y de enérgica acción, con mucha violencia y mucha sangre. El trío muestra una gran simbiosis en la aventura, pero quien se lleva todos los laureles esta vez es Salma Hayek (el slogan del cartel ya lo anuncia, ella es la que manda). La actriz mexicana sorprende en el rol de la irascible Sonia, sobre todo en los momentos donde bromea en su reclamo de una luna de miel tranquila y en su rol maternal hacia Michael (con final sorpresivo incluido). Ryan y Samuel están en sintonía como en la primera, pero la presencia de Salma, lleva a que las escenas de los dos en soledad sean pocas, salvo la del final, cuando Sonia es reconquistada por Aristóteles, el millonario villano y viejo amor de ella.

Humor sobre modismos de la lengua inglesa donde se mezclan latinos hablando el idioma y los distintos acentos de los escoceses, los ingleses y los norteamericanos, hasta un español haciendo de un romántico amante de la cultura griega; las graciosas bromas sobre las relaciones paternales y algunos traumas, privilegios actorales (la presencia de un ícono del cine de acción como Frank Grillo y la aparición de Morgan Freeman). Todo sumado a el humor espontáneo de Ryan Reynolds, ocurrente hasta para promocionar su marca de ginebra, que suele aparecer en varios primeros planos (no nos olvidemos que es activo participante de redes sociales y son pintorescas las formas de ofrecer su producto). ¿Se puede pretender más de Duro de Cuidar 2 (The Hitman´s Wife Bodyguard)?. No, solo relajarse y disfrutar de esta divertida farsa sobre las agencias internacionales de espías y guardaespaldas, que se burla del género de acción con inteligencia y diálogos agudos.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *