King Richard: Una Familia Ganadora de Reinaldo Marcus Green.

Luego de proyectarse en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, llegó a HBO Max la película protagonizada por Will Smith sobre Richard Williams, padre de Venus y Serena.

Will Smith se pone en la piel de Richard Williams

Las hermanas Venus y Serena Williams han marcado un hito a nivel deportivo. No solo por ser las primeras jugadoras de la comunidad afroamericana en llegar a la cima en un deporte de los denominados «elitistas» como el tenis, sino también por su carisma dentro de la cancha y la sensación de que ellas estaban disfrutando de participar dentro de un deporte hiperprofesionalizado dónde las presiones comienzan desde edades muy temprana.

Criadas en Compton, un humilde barrio del estado de California, nada hubiese sido posible de no ser por el obstinado trabajo, la obsesión y la persistencia de Richard Williams y Oranece Price, sus padres, quienes habían ideado un «plan» para ellas desde el inicio de sus vidas. Venus y Serena, las menores de cinco hermanas mujeres practicaron tenis desde los cuatro años en una precaria cancha del barrio bajo las órdenes de él hasta lograr dar con entrenadores reconocidos en el circuito; el resultado está a la vista. Pero el detalle más importante es que Richard nunca las presionó cuando las cosas no salían como el quería o tenía planeado, sino que las apoyó y siempre trató de sostener que tienen que divertirse al jugar, lo que uno nota al verlas jugar.

La película relata la vida de Richard y sus hijas desde el momento en que empieza a buscar un entrenador profesional para Venus y Serena, cuando solo tenían 11 y 10 años, respectivamente. El rechazo de los reclutadores se hacía presente, no solo porque trataban a Richard como un loco, sino por la procedencia y el color de piel de ambas. Pero igualmente fueron aceptadas, por entrenadores famosos como Paul Cohen (Tony Goldwin), a cargo de Sampras y Mc Enroe y Rick Macci (interpretado por un genial Jon Bernthal), en ese momento entrenador de la ascendente joven Jennifer Capriati. Los dos sufrirán de obstinado Richard y «su plan» para llevar a su hija a la cima del tenis mundial.

El film se centra específicamente en Venus y su camino hasta su debut como profesional, dejando a Serena en un segundo plano, a pesar de que luego sería considerada por muchos como «la mejor jugadora de la historia del tenis». Lo hace para darle protagonismo al «plan» de Richard con su hija y su lucha para llevarlo adelante. Ahí es donde sobresale Will Smith en un papel que seguramente le dará varios premios, aunque sean Saniyya Sidney como Venus y Demi Singleton como Serena, quienes se llevan todos los aplausos con el carisma y la frescura que le aportan a las interpretaciones.

Cálida, con momentos de intensas interpretaciones actorales y unas muy buenas recreaciónes de los partidos de tenis, King Richard, Una Familia Ganadora se destaca como drama deportivo sobre la perseverancia del padre Williams en contextos negativos, donde el racismo, la mirada elitista y las presiones aparecían en el camino a la cima de estos dos monstruos del deporte internacional. No se vuelca a la épica sino que lo hace desde una noble mirada del amor del padre hacia sus hijas y la lucha por la felicidad de ellas, lo que repercutió en las hermanas Williams y las condujo a ser un ejemplo mundial para las futuras generaciones de tenistas.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *