10 Palomas de Tamae Guarateguy. Crítica.

La directora de Las Furias, UPA! Una película argentina, Mujer Lobo y Pompeya estrena su nueva producción en marco del BAFICI 2021.

Guillermo Pfenning protagoniza el nuevo thriller de Tamae Garateguy

Dentro del amplio espectro de directoras de cine argentina contemporáneas, Tamae Garateguy es de las que nunca pasan desapercibidas. Siempre arriesgando desde el plano estético y tomando nuevas formas en la parte narrativa, no se encasilla dentro de ningún género. Es una cineasta que ha pasado por el drama erótico como Hasta que me desates, por el suspenso con Mujer Lobo o en el policial ganador del BAFICI 2010, Pompeya.

Esta vez se mete de nuevo en el plano policial cuando un asesino serial acecha Buenos AIres eliminando jueces con un particular sello: a todos les corta el pene y les deja diez palomas alrededor del cadáver. La investigación del caso estará a cargo de Felix (Guillermo Pfenning), un joven inspector que sufre por los traumas del pasado que lo persiguen y no lo dejan de descansar. Junto a él, está Bruno (Alberto Ajaka), un correcto ayudante que funciona como cable a tierra de Félix. Bajo el mando de «La Acuña» (Nancy Duplaá), la Comisaria General de Homicidios tratarán de descubrir quien es el asesino que está detrás de semejantes crímenes, pero a medida que más se vayan involucrando en el caso, el traumático pasado de Félix saldrá a la luz.

Las calles porteñas se transforman en el escenario ideal para un film que contiene la lógica inestable de una pesadilla, en la que nada encaja y hay muchas teorías que sobrevuelan detrás del los asesinatos. ¿Venganza contra una justicia machista? ¿Corrupción política?. Un laberinto de posibles razones que motiven al asesino a cargarse de manera tan violenta a los jueces y que nos conducirá a un desenlace que, si prestamos atención en los detalles, se encontrará resuelto con antelación.

Guillermo Pfenning logra ocupar el centro de la película como una violenta alma deshecha. Sin afeitar, sin lavar, con resaca y desesperado, desde el comienzo de la película, antes de que las cosas empiecen a ir mal, sufre con sus pesadillas que parece no tener fin, mientras recorre las calles de la ciudad a bordo de su moto. Al final, Felix es un hombre cuyos nervios piden ayuda a gritos. Alexia Moyano interpreta a la hermana de Félix pero no solo comparten ADN, también comparten traumas y quien guarda es quien guarda los secretos del pasado. Ambos se encontrarán en la soledad del inmenso y oscuro departamento de él. Con el aporte de Nancy Dupláa como la recia jefa preocupada por la salud mental de Félix que le aporta al film momentos donde se mezclarán las presiones laborales por resolver el caso con pequeños y tensos histeriquéos con quien es su inspector estrella.

Las revelaciones finales de la película tienen un sentido extraño, una vez que las averiguamos. Por eso, 10 Palomas es una de esas películas en las que sales del cine y repites la trama en tu cabeza, reinterpretando las primeras escenas en términos de esas revelaciones finales. Así, la directora toma riesgos y consigue elaborar un thriller atrapante, pero sobre todo logra un ejercicio exuberante de estilo, en el que Tamae Garateguy y sus actores se divierten llevándolo al límite.

  • Función 1: Lunes 22 de marzo | 21 h. | Multiplex Belgrano
  • Función 2: Jueves 25 de marzo | 16.16 h. | Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco
Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *