Mare of Easttown de Brad Ingelsby y Craig Zobel. Crítica.

En HBO se encuentra la miniserie policial protagonizada por la multipremiada Kate Winslet, una de las mejores producciones televisivas del año.

Kate Winslet, abuela, madre y detective, debe resolver un crimen en un pequeño pueblo de EEUU

Es lindo volver al formato tradicional para ver una serie. La forma anticuada de consumir una serie de manera semanal, esperar toda la semana para ver el siguiente capítulo, siempre impulsado por un cliffhanger que nos deje con ganas de más. Atraido por la presencia de una de las mejores actrices del momento (por no decir la mejor), Kate Winslet y por la confianza que uno le tiene a casi todas las producciones de HBO, con cinco capítulos emitidos (este domingo se emite el sexto) esta serie tiene todos los convertirse en una de las mejores del 2021.

Mare of Easttown es una atrapante historia de misterio y asesinatos en una pequeña ciudad que de Estados Unidos con un tono similar a una novela de Dennis Lehane como Mystic River o Gone Baby Gone (todas adaptadas al cine). Algunas personas pueden estar pensando Sharp Objects, Big Little Lies y The Undoing, producciones de HBO de misterio que tienen altos valores de producción y un reparto de estrellas clases A norteamericanas. Pero la actuación de Kate Winslet y su enfoque en los personajes, Mare of Easttown, se siente como un paso adelante con respecto a estos otros programas.

Brad Ingelsby (Run All Night) ha escrito este thriller retorcido que sigue a una detective de un pequeño pueblo que intenta equilibrar su caótica vida privada con una serie de secuestros de chicas jóvenes que están poniendo nerviosos a sus amigas. Luego está Craig Zobel como director, responsable de una de las sorpresas del año pasado, The Hunt, y la perturbadora Compliance, un especialista en atraer a la audiencia con el manejo de la tensión y construir confusiones internas de sus personajes.

La historia de Mare of Eaasttown sigue a Mare Sheehan (Kate Winsletf), una detective que no ha logrado encontrar al secuestrador de una joven adicta, Katie Bailey. Casi ha renunciado al caso, a pesar de la intensa presión de la madre de Katie, con quien Mare jugó baloncesto en la escuela secundaria, y debido a que esta es una ciudad pequeña, ambas han logrado mantenerse como celebridades locales a lo largo de los años.

Mare, que se ha convertido en abuela a los cuarenta años, su hijo y padre de la criatura, sea ha suicidado y tiene una visión del mundo tan gélida como la ciudad de invierno. Su relación con su hija Siobhan (Angourie Rice) es tensa, constantemente tiene que encontrarse con su exmarido Frank (David Denman), quien desde entonces se ha vuelto a casar y ahora vive en la casa detrás de ella, lo que lleva a una relación en la que la pareja todavía pelea como si estuvieran casados. Para ayudar a Mare a cuidar de su hija y nieta, la madre de Mare, Helen (Jean Smart) se ha mudado con ella.

Durante el primer episodio, también nos presentan a Erin McMenamin (Cailee Spaeny), una adolescente madre que vive con un padre abusivo y solo necesita una salida de su vida hogareña. Cuando el joven padre se lleva al hijo junto a su nueva novia, ella aprovecha para ir a una fiesta en el bosque a encontrarse con un joven que conoció a través de una red social. Lo que parecía ser una noche de esparcimiento termina siendo una tragedia y Erin aparece muerta, desnuda en un arroyo. A partir de ahí, la serie que explora quién podría haber matado realmente a Erin y si está relacionada con las otras desapariciones recientes.

El segundo episodio actúa como un muestrario del dolor del padre de Erin, Kenny (Patrick Murney). Quién tiene que lidiar con la rabia del dolor de perder a su hija. Muestra el trauma y el dolor de perder a un hijo, algo que se repite a lo largo de la serie. Completan este elenco de la novela de intriga la mejor amiga de Mare, Lori (Julianne Nicholson), los dos eclesiásticos Mark Burton (James McArdle) y Dan Hastings (Neal Huff). También conoceremos a la otra estrella de la serie, el detective Colin Zabel (Evan Peters) traído para ayudar a Mare en la investigación del asesinato.

Los primeros dos episodios están cargados de mucha información sobre los múltiples personajes que intervienen y las relaciones existente entre ellos. Puede que se desarrollan en forma lenta y quizás cueste seguir el hilo para quienes no sean fanáticos del género policial . Sin embargo, en las entregas posteriores la serie se vuelve más vertiginosa y rápida. Así que se trata de estar dispuesto a experimentar este cambio tan brusco en la velocidad del desarrollo de la trama para poder disfrutarla al máximo.

Por supuesto, el atractivo principal es el personaje de Mare (Kate Winslet), quien refleja a una mujer común, alejada del estereotipo de heroína. Mare tiene muchos problemas personales que resolver (divorcio, suicidio de su hijo), tratando de encajar su vida profesional con la familiar. Pero en Mare of Easttown, cada actor consigue que sus escenas brillen, cada personaje tiene sus motivaciones y posibles intereses ocultos.

Con cinco capítulos emitidos (son siete en total) Mare of Easttown es un examen del dolor y la pérdida, que, como todo policial de suspenso, tiene todos los ingredientes para que el espectador hile de a poco los detalles que llevarán a descubrir el misterio. En este caso se trata de resolver la desaparición de una de las chicas del pueblo y el asesinato de otra, eventos que a veces parecieran que están relacionados y a la vez no, donde como siempre todos los habitantes del pueblo ocultan un secreto que los lleva a ser sospechosos pero en muchas oportunidades no quedan por fuera aquellos ajenos al pueblo como los posibles culpables.

  • La miniserie se emite todos los domingos a las 22 hs por HBO, luego se encuentra disponible en la plataforma HBO Go.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *