Tesla de Michael Almereyda. Crítica.

Luego de su estreno en el Festival de Cine Sundance 2020, ya se encuentra en disponible en plataformas streaming la biografía sobre la vida del inventor Nikola Tesla protagonizada por Ethan Hawke.

Ethan Hawke en el papel de Nikola Tesla.

Poco sabía sobre Tesla, más que su teoría de corriente alterna se oponía a la de corriente continua de Thomas Edison y su enfrentamiento con este, pero muy por arriba o sobre sus inventos. Nada sobre los hechos que sucedieron en medio de esta batalla de teorías, ni de su vida privada ni su historia laboral. La sola presencia de Ethan Hawke y una historia sobre una de los inventores más importantes del mundo eran motivos suficientes para esperar ansioso el estreno de la película, pero parece que las altas expectativas me vienen jugado una mala pasada (sino lean mi crítica sobre Proyecto Power, el estreno de Netlix), y últimamente termino decepcionado con algunas películas.

El film arranca con el relato sobre el episodio que marcó la dirección de su vida en la voz de una mujer. Ella cuenta cuando Nikola, mientras acariciaba el lomo de su gato, el roce de su mano produjo una lluvia de chispas y quiso averiguar cuál era el motivo. Se lo preguntó a su padre y este, un sacerdote ortodoxo, le explicó que se trataba del mismo fenómeno que ocurría en los árboles durante una tormenta: la electricidad. Esa sería clave en su vida, desde aquel momento y hasta el día de su muerte, Nikola Tesla se dedicaría aquel misterio. Quien relata su historia es Eve Hewson junto a una computadora recolectando material que figura en internet pero a la vez como una especie de testigo presencial de la vida de Tesla, ya que personifica a Anne Morgan con quien tuvo una relación amorosa e hija de J. P. Morgan, uno de los principales inversores en los inventos de Nikola.

La presencia de Kyle MacLachlan (Twin Peaks) en el rol de Thomas Edison es otro de los atractivos. Los momentos de tensión que se sienten en cada uno los encuentros son mostrados desde dos perspectivas, desde lo que parece ser como fue en realidad y en forma de parodia, lo que le aporta una cuota de humor interesante. A la hora de crear el escenario de época, el director elige hacerlo de manera teatral, sobre una proyección fílmica, lo que le aporta mucho desde lo visual y artístico.

Tesla es una mirada sobre uno de los más grandes inventores de todos los tiempos, a quien la historia maltrató, un hombre que se opuso a las normas establecidas y que vivió en un mundo que aún no estaba preparado para sus inventos.. Con una breve introducción sobre su infancia y sus inicios, el film narra sobre su introvertida personalidad, su relación con las distintas compañas del mundo, como Westinghouse hasta con grandes capitalistas como J. P. Morgan. Pero por momentos el film se torna demasiada solemne y aburre, sin lograr salir de ese tono a pesar de la siempre atractiva presencia de una actor de la talla de Ethan Hawke y de entregarnos algunos momentos atractivos como el de Nikola Tesla cantando Everybody Wants to Rule the Worlds de Tears for Fears o la pelea de helados de Edison y Tesla.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *