Tras el histórico acuerdo entre AMC y Universal, el CEO de Cinemark salió a marcar la cancha

«Una reducción drástica en la ventana de exhibición de las películas podría tener un impacto negativo en el mediano y largo plazo para esos films», declaró Mark Zoradi.

Las esquirlas del acuerdo entre AMC y Universal siguen generando polémica. Tras anunciar un entendimiento para acortar el periodo de exclusividad de las salas de cine (bajó de tres meses a 17 días) en la exhibición de determinadas películas y permitir el rápido ingreso de las mismas a plataformas o servicios on demand, el CEO de Cinemark, otra de las grandes compañías de cines, Mark Zoradi, se mostró en contra de una reducción de ese tipo.

«Es de público conocimiento que estamos conversando con los principales estudios cinematográficos sobre la posibilidad de acortar la ventana de exhibición. Sin embargo debemos ser muy cuidadosos en cómo llevemos adelante esa decisión. Nos esforzaremos en asegurar que cualquier modificación al respecto sea beneficiosa para toda la industria, nuestra compañía y nuestros accionistas», aseguró Zoradi.

Respecto al estado de las negociaciones que Cinemark lleva adelante con los estudios de cine, Zoradi manifestó que, tras el acuerdo entre Universal y AMC, no han recibido ningún tipo de presión para acortar de forma drástica la ventana de exhibición y que se encuentran en permanente diálogo para llegar a un entendimiento.

El anunció de la semana pasada por parte de AMC y Universal fue un cimbronazo para la industria. Las grandes cadenas de salas de cine siempre habían resistido a las presiones de los estudios por acortar la ventana de exhibición. Que AMC diera el brazo a torcer en EEUU, y dejara abierta la posibilidad a que ocurriera lo mismo con sus cines en territorio europeo, modificó las bases tradicionales sobre las cuales descansaba la discusión.

¿Qué es la ventana de exhibición y por qué es importante?

La ventana de exhibición es el período de tiempo en que una película solo puede proyectarse en salas de cine antes de ser adquirida de alguna otra forma (servicios on demand, alquiler, blu-ray, etc.). Ante el auge de plataformas de streaming como Netflix las productoras empezaron a presionar para achicar el margen de proyección exclusiva de tres meses.

Las salas de cine históricamente han resistido a esos embates, pero los cambios en la formas de consumo social de las películas y la pandemia llevaron a que una de las compañías más importantes del rubro acordara reducir a solo 17 días la ventana de exhibición.

¿Hay beneficios para el público?

Las salas de cine procuran dejar en cartelera aquellos films que más boletos venden. En el último tiempo esto llevó a que veamos superpoblación de películas de súper heroes, sin importar su calidad, en detrimento de películas más independientes o con menos cartel.

El fomentar a los grandes tanques sin dejar espacio para el resto genera que películas no tan convocantes duren muy poco en cartelera. Es en ese espacio entre que los cines la remueven de su menú y se cumple el plazo de tres meses para poder verla de alguna otra manera que se lleva adelante esta discusión.

Quien sale beneficiado por un lado es el público que disfruta de un cine que suele durar poco en cartelera, ya que el acceso a ese tipo de películas será más rápido. Por otro lado es esperable que las productoras de cine también obtengan beneficios, en tanto podrán usufructuar un segmento hasta ahora dejado de lado, el de aquellas personas interesadas en los estrenos menos taquilleros pero que por diversas cuestiones no concurren a los teatros, así como el segmento que pagaría gustoso por volver a ver la película pero que se quedó sin la posibilidad de hacerlo por el poco tiempo en cartelera.

Quienes podrían salir perjudicados son las salas de cine. Si bien a simple visto el hecho de tener menos tiempo de exclusividad en la proyección de películas que ellas mismas sacan de cartelera a la semana pareciera no ser un gran problema, queda por verse si esta situación reducirá aun más el público que concurre a ver ese tipo de producciones sabiendo que ahora tiene la posibilidad de verlas en su hogar al muy poco tiempo de estreno. A su vez, el gran temor para estas compañías sea que en un futuro no muy lejano la ventana se achique para los grandes tanques taquilleros de Hollywood.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *