[BAFICI 23] Bienvenidos al Infierno de Jimena Monteoliva.

Dentro de la Sección Nocturna del BAFICI se produjo la Premiere Argentina de la nueva película de la directora de Clementina y Matar al Dragón.

Demian Salomón compone a El Monje en Bienvenidos al Infierno.

Hay directores de cine que vienen construyendo su carrera y creciendo en cada una de sus películas. Cineastas que toman riesgos, que no se quedan encasillados dentro de un mismo estilo y Jimena Monteoliva es una de ellas. Más allá de abordar tópicos similares como la violencia hacia la mujer dentro de género, siempre en cada una de ellas hay un subgénero distinto en las formas de abordarlos. Las historias de fantasmas de un marido golpeador en el encierro de una casa en Clementina; en forma de metáfora religiosa para abordar la violencia infantil en Matar al Dragón y ahora con cuestiones ligadas al satanismo, en Bienvenidos al Infierno.

Esta vez la historia comienza cuando conocemos a Lucía, una joven que vive recluida en una alejada cabaña en medio de un bosque con su abuela, una misteriosa y sombría anciana muda. Ella está embarazada, escondida de no sabemos que, pero poco a poco sabremos más de su pasado. Lucía llegó a la inhóspita casa escapando de El Monje, el oscuro y despiadado líder de una banda black metal y padre del hijo que espera.

Costanza Cardillo tratará de huir del satánico grupo en Bienvenidos al Infierno.

Nuevamente el encierro de una casa es el lugar elegido por Jimena Monteoliva para contar la historia. Mujeres encerradas, ocultas de enemigos que tratan de violentarlas; acechadas y dominadas por el miedo. El que inspira un irreconocible Demian Salomon, componiendo a El Monje, el siniestro cantante que tratará de hacerse del hijo que la joven lleva en su vientre para cumplir un ritual satánico. El temor se ve representado en la figura de Constanza Cardillo quien se pone en la piel de Lucía, poniendo en el personaje la dualidad exacta para retratar el entusiasmo inicial de la joven fan que conoce a su ídolo musical a la angustiada y desperada mujer que deberá huir de él, ayudada por la silenciosa y misteriosa abuela, interpretada por la experimentada Marta Lubos.

Bienvenidos al Infierno se toma su tiempo para contar la historia y presentar los personajes, alternando, a través de flaschbacks, la actualidad de Lucía y su abuela con los momentos donde la joven conoce a El Monje. De esta forma nos llevará al climax final, donde se transformará en un potente home invasion en medio de un bosque; una suerte de Mandy de Cosmatos lleno de violencia, mesurado gore y un inesperado final con la presencia de una aterradora criatura demoníaca. El desenlace, los efectos especiales prácticos y la estética grindhouse le dan a la película un aspecto clase B que deleitará a los fans del terror, a los que buscan dentro del mismo una historia con fuerte comentario social y a quienes depositan en JImena Monteoliva sus esperanzas de sorprenderse con el cine de género argentino.

GRATUITA con reserva | Función 3: Viernes 29 de abril 19.00 h | Anfiteatro del Parque Centenario: Leopoldo Marechal 832 | Reservá tu entrada

Función online: a partir del sábado 30 de abril | Disponible por 48 h | Link

La reserva de entradas para funciones y actividades gratuitas será únicamente de forma online y se habilitará el 15 de abril a las 10 h.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *