Karakol de Saula Benavente. Crítica.

En los habituales estrenos del jueves Cine.Ar TV y en su plataforma streaming a partir del viernes, se proyectará la película que narra la búsqueda de una hija de un secreto paterno en un lejano país asiático.

Agustina Muñoz viaja a Asia Central para indagar sobre un secreto paterno.

Clara (Agustina Muñoz) es una joven que acaba de perder a su padre. Junto con su hermano tratan de contener a su madre (Dominique Sanda) y sus hermanos tratan de llevar adelante la dolorosa pérdida del progenitor. Pero revisando las cosas del padre encuentra que el guarda un secreto en un lejano país llamado Tayikistán, ubicado al este de China. Con la excusa de el casamiento de una amiga en Estámbul, la joven decide escaparse hacia ese recóndito lugar para descubrir el secreto y reencontrarse con el pasado oculto de su padre.

El paisaje montañoso de Asia Central es el telón de fondo para contar una historia sobre un duelo, sobre secretos que atesoramos y que no nos animamos a contar. Clara inicia un viaje que, no solo le servirá como ventana para conocer a su padre, también será un viaje introspectivo para indagar sobre ella. El lago al que alude el título, es profundo y difícil de bucear, encima el pueblo queda en el punta más alto, lo complica más buscar ese secreto, pero Clara lo hace. Un secreto escondido e inalcanzable como Karakol y Tayikistán, pero que Clara está decidida a encontrar sin importar las consecuencias.

La participación de Soledad Silveyra como la hermana del padre y tía de Clara, de Dominic Sanda como la madre, le dan al relato madurez y naturalidad, con charlas sencillas y cotidianas. Agustina Muñoz atrapa en el rol de esa hija que, en el medio del duelo, descubre algo que estaba oculto sobre su padre y le despierta curiosidad. Junto con el resto de la familia, que acompaña en segundo plano todo el proceso de duelo paterno de Clara.

Con paso lento y cansino, como la vida misma, Karakol hace foco en una hija a la que le cuesta aceptar la pérdida paterna y decide descubrir si hay algo más que pueda atesorar para siempre, pero que sean exclusivas de ella y de nadie más. Una mirada inteligente del duelo y los secretos, que nos dejará reflexionando en que momento algunos secretos se transforman en traición.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *