Kate de Cedric Nicolas-Troyan.

Se estrenó en la plataforma Netflix la nueva película de acción protagonizada por Mary Elizabeth Winstead y Woody Harrelson.

Mary Elizabeth Winstead protagoniza Kate.

En el mundo del cine sobran las historias de redención, relatos sobre personajes que viven en mundos peligrosos, pero a los que les llega un momento que funciona como un despertar y que hace que estas peligrosas personas tengan un cambio de vida, aunque nunca les será fácil salir de un mundo violento y lo que siempre hace que ocurra esos cambios es el amor, sea por una pareja o por una hija o hijo o por alguien que adopta eso en la vida de una persona. Esto describe lo difícil que es ser original en el cine, pero si se hacen las cosas bien, entonces no importa mucho que tan repetitiva sea un a historia, importa más que hayan buenos personajes, buenas escenas y que sea un entretenido film.

Kate es un film de acción que nos relata la historia de una mujer que le da el título (Mary Elizabeth Winstead), una asesina a sueldo que en Japón cumple con una serie de misiones de las cuales ella tiene muy poco conocimiento. Solo su mentor, amigo, padre adoptivo, Varrick (Woody Harrelson) sabe a quién debe eliminar, pero justamente en uno de sus contratos ocurre algo que ella no está dispuesta a hacer y es en ese momento en dónde cree que su vida no puede pasarla con un arma en sus manos quitándole la vida a desconocidos. Por eso decide aceptar un último contrato y retirarse, pero lo que no sabe es que ha sido envenenada, afectando su misión y revelando quien es a un gran grupo de poderosos enemigos.Ahora solo tendrá 24 horas para encontrar a quienes le hicieron daño y tener redención de una vida llena de violencia.

Bajo la dirección de Cedric Nicolas-Troyan, en su segundo trabajo (El Cazador y la Reina de Hielo la anterior), con una carrera en el cine relacionada a todo lo que tiene que ver con los efectos especiales, esta película toma ventaja en ese tema y desarrolla una buena escena de persecución de autos, pero ese ritmo novedoso y llamativo del comienzo disminuye en intensidad a medida que transcurre la historia, para dar lugar a los combates mano a mano, reales, toscos y muy violentos El guion de Umair Aleem, es repetitivo y simple, no trata de hacer nada nuevo, pero deja muchos espacios para explotar mejor, como mostrar más con respecto al pasado de Kate, desde su vida de niña para que funcione como espejo de la vida del personaje de Ani (Miku Martineau), la carismática y rebelde adolescente que se convertirá en una especie de Mathilda para Leon en El Perfecto Asesino.

Mary Elizabeth Winstead cumple en su faceta de heroina de acción luego de su breve desempeño en Birds of Prey como Helena Bertinelli/The Hundress, donde fue lo mejor en una película injustamente vapuleada por la crítica. Con características similares, poco expresiva, limitada por el guion, se destaca por sus acrobacias, las coreografías en las escenas de peleas y una actitud pesimista, muy lejos de la joven que deslumbro a Scott Pillgrim en 2010.

La marcada y notoria influencia de varias películas tales como John Wick, Atomic Blonde, o la reciente, Gunpowder MIlshake, con un excesivo uso de las luces de neón, tiene su toque de distinción en las referencias al manga japonés que no solo se ve en la locación, sino también en el uso de las caricaturas en remeras o en el histeriqueo adolescente que propone el personaje de Ani, así como la sorpresiva aparición en la televisión Sankuokai, el clásico de ciencia ficción de Shotaro Ishimori. Sumado a un trabajo meticuloso en aspectos técnicos, estéticos y con una fuerte presencia de los personajes principales, tanto por parte de la dupla protagonista como Woody Harrelson en su breves apariciones, Kate se convierte en una opción interesante para quienes gustan del frenesí exagerado de los últimos films de acción.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *