Mortal Kombat de Simon McQuoid.

Se estrenó en la plataforma streaming HBO Max la nueva película sobre la famosa saga de videojuegos de Midway Games.

Mortal Kombat se estrenó en cines y en la plataforma HBO Max.

Tras el fracaso crítico y comercial de la película de 1997 Mortal Kombat: Aniquilación, New Line Cinema decidió parar la producción de una tercera película. Parecía que nunca más veríamos una adaptación del mítico juego en pantalla grande hasta que a fines de 2010, Warner Bros. Pictures (cuya empresa matriz adquirió por completo la franquicia de Midway Games a mediados del 2009), comenzó a desarrollar una nueva película, con Kevin Tancharoen como director a partir de un guion escrito por Uziel a raíz de su cortometraje Mortal Kombat: Rebirth. En agosto de 2015, James Wan fue anunciado como productor y McQuoid fue contratado como director en noviembre de 2016 por el abandono de Tancharoen en la dirección un año antes.

Por mi parte no soy muy fan de las adaptaciones cinematográficas de videojuegos. No porque no me gusten, sino porque pocas veces he visto una que me haya llamado la atención. Ni la saga Residente Evil, ni Silent Hill, que son juegos que me gustaron pero cuya adaptación dejaba bastante que desear a pesar de que las historias daban para hacer un buen producto. Analizar Alone in the Dark no vale la pena, igual que la decepción que nos llevamos con Assassin’s Creeds con Fassbender. Pero todo había empezado a cambiar cuando el año pasado con película animada Mortal Kombat Leyendas: La Venganza de Scorpion. Combates ultra-violentos, una nueva perspectiva de la conocida historia del juego al hacer del arco de Scorpion la columna vertebral de la narrativa. Esa distinta mirada elevó las expectativas para esta nueva versión que se vio potenciada por un potente tráiler.

Esta nueva adaptación sigue la historia de Cole (Lewis Tan), una estrella de MMA acabada con una marca de nacimiento en forma de dragón. Al conocer al soldado estadounidense Jax (Mechad Brooks) y a Sonya Blade (Jessica McNamee), Cole descubre que su marca de nacimiento es una invitación a «Mortal Kombat», un torneo de artes marciales transdimensional en el que se salva la casa del vencedor. La invasión de Outworld, un planeta hostil liderado por Shang Tsung (Chin Han), quien junto a sus subordinados,que incluye al asesino chino Sub-Zero (Joe Taslim), que busca al descendiente sobreviviente de su rival, Scorpion (Hiroyuki Sanada), intentarán apoderarse de todos los mundos destruyendo a cuanto rival se cruce.

El nuevo reinicio con clasificación R es fiel a la franquicia de videojuegos en una forma que los fanáticos incondicionales disfrutarán. La aparición de personajes icónicos como Sub-Zero, Scorpion, Raiden, Liu Kang y más cobran vida no solo con precisión en los juegos sino con autenticidad. Arriesga al no tomar la misma historia de Mortal Kombat que los fanáticos recuerdan. Así como presenta a su protagonista como un don nadie que funciona como vía de acceso para audiencias casuales y un enloquecedor viaje para los expertos en tradiciones milenarias orientales. A pesar de los desolados e incoloros desiertos australianos que componen los paisajes de Outworld, Mortal Kombat es una pieza vibrante con personajes comunes. Jax y Sonya funcionan como el Hawkeye y Black Widow de esta franquicia, un dúo militar que puede defenderse de los ninjas y los magos, mientras que el mercenario Kano (Josh Lawson) es el alivio cómico que equilibra el tono violento de la película. 

El prólogo de apertura de la película, que explica los orígenes de la rivalidad entre Skorpio y Sub-Zero, es prácticamente una película diferente. Crees que estás viendo una epopeya internacional de héroes de artes marciales (wuxia) en lugar de una película de videojuegos estadounidense. Lo que apoya la línea clara que persigue la narración sobre el guerrero interior de uno, que fundamenta poderes mágicos como bolas de fuego y rayos láser. Un elemento bienvenido que los juegos de Mortal Kombat serían inteligentes de implementar, pero también es un dispositivo inspirador. La película hace una pregunta simple: ¿Cuál es tu poder interior?

Mortal Kombat comprende que su tarea es ser una película de acción repleta de peleas, gore y fatality; adapta fielmente a los personajes más locos de su material de origen mientras sigue haciendo lo mejor para presentar la mitología del videojuego a aquellos que nunca han tocado un joystick. Incluso si los esfuerzos son, en última instancia, imperfectos, el reinicio de 2021 es un esfuerzo real y legítimo para hacer que no solo sea una película pasatista, sino también una buena oportunidad para expandir un interesante universo, con muchos clásicos luchadores que aún quedan por aparecer.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *