[RESEÑA] La Huérfana: El Origen de William Brent Bell.

Este jueves se estrena en cines la historia que cuenta los inicios de la despiadada mujer asesina con cara de niña.

La huérfana: El origen (Orphan: First Kill, Estados Unidos/2022). Dirección: William Brent Bell. Elenco: Isabelle Fuhrman, Julia Stiles, Rossif Sutherland, Hiro Kanagawa y Matthew Finlan. Guion: David Coggeshall. Música: Brett Detar. Fotografía: Karim Hussain. Edición: Josh Ethier. Distribuidora: Diamond Films.

Precuela, secuela, spin-off; la falta de ideas en Hoollywod conduce a la industria a apelar a viejas ideas y continuarlas o crear diferentes universos. En ese plano se refritan y se expanden muchos productos innecesarios, como contar los orígenes de un personaje como Esther de la película de 2009, dirigida por Jaume Colet-Serra, cuyo factor principal era la sorpresa que generaba saber que la niña de 9 años era en realidad una mujer de 33 años que sufría de  hipopituitarismo, un raro trastorno hormonal que atrofió su crecimiento físico y le causó enanismo proporcional. Inspirado en la cobertura mediática de mayo de 2007 de Barbora Skrlova, de 34 años, una huérfana que abusó de su primera familia adoptiva y se escapó de la policía cuando la atraparon. Finalmente fue encontrada haciéndose pasar por Adam, un niño de trece años que había desaparecido.

La precuela retoma la misma idea de la historia real en la que está inspirada y nos muestra a Lenna Klenner/Esther (Isabelle Fuhrman) buscando la forma de escapar de un centro psiquiátrico de Estonia. Luego de concretar la fuga viaja a Estados Unidos haciéndose pasar por la hija desaparecida de una familia adinerada. La nueva vida de Leena como Esther parece la pantalla perfecta para no ser descubierta pero viene con algo que no esperaba y, al igual que en la primera película, deberá enfrentarse a una madre que protegerá a su familia a cualquier precio.

Isabelle Fuhrman as «Esther» in Orphan: First Kill from Paramount Players, eOne, and Dark Castle Entertainment.

Con el reemplazo de William Brent Bell en lugar de Jaume Collet-Serra, un director que cuenta dentro de su filmografía películas de terror de factura menor como The Boy 1 y 2, The Devil Inside y The Separation, esta precuela sorprende, ya que está plagada de buenas ideas. Contrariamente a lo que uno esperaba, no trata de tomar ideas de la primera entrega y potenciar la maldad de la villana, sino que la ubica en otro espacio diferente, la de una antihéroe. Un hecho inesperado se sucederá a la media hora de película conduce a la película por caminos inesperados en esta batalla que se desatará entre Esther y su falsa madre, para que no salga a la luz un secreto de ambas. En ese plano, nuevamente se destaca la actuación Isabelle Fuhrman como la niña-adulta (muy buen trabajo de cámara para que no se note el crecimiento de la actriz), pero quien sobresale es Julia Stiles como la millonaria madre.

La Huerfana: El Origen va en línea con lo sucedido recientemente con la secuela de No Respires. Sorprende con originales e inesperadas vueltas de tuercas que cambian el concepto original de la película y le da un matiz distinto a una precuela que inicialmente creíamos innecesaria. Incluso, por momentos, no tiene miedo en dejar de lado el suspenso para meterse en el terreno de comedia e incomodar al espectador para asegurar el entretenimiento de una forma diferente a la que podíamos esperar.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *