Shark: The Beginning de Chae Yeo-joon

La sección Hora Cero del 36° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata se abrió este viernes con la proyección del film coreano de artes marciales.

Wi Ha-joon y Kim Min-seok  protagonizan Shark: The Beginning.

Do-hyeon (Wi Ha-joon, El Juego del Calamar) es un joven campeón de las luchas de artes marciales que al llegar a su casa encuentra a su familia asesinada. Los hombres responsables aún se encuentran dentro de la casa y en un enfrentamiento feroz todos mueren en manos de él. Do-hyeon acepta su castigo legal y vive tranquilamente en prisión. Woo-sol (Kim Min-seok ) es un adolescente diferente a él; tímido y retraído, vive inmerso en sus libros y aspira a ingresar a la universidad. Hasta que un día, luego de ser acosado y golpeado, desfigura con un objeto punzante a su torturador Seok-chan (Jung Won-chang ). Woo-sol también va a la cárcel, pero deberá afrontar la violencia de quienes conviven dentro del lugar y deberá aprender a defenderse. Gracias a la ayuda de Do-hyeon comienza una etapa de superación, que no solo le servirá para subsistir dentro del penal, sino para el exterior, donde lo espera Seok-chan con ganas de vengarse.

El arco narrativo básico de la película es bastante fácil de comprender: Do-hyeon le enseña a Woo-sol a pelear. Pero la pregunta central que eleva de una típica película carcelaria son las razones. En el sentido inmediato, Woo-sol necesita aprender artes marciales para defenderse de los otros prisioneros adolescentes a los que ha ofendido. Pero Woo-sol no está motivado por el deseo de liderar la jerarquía de la prisión. Lo que Woo-sol necesita es autoestima y autodisciplina, ya que ha vivido toda su vida en un mundo de masculinidad tóxica, donde los jóvenes se torturan entre sí no por malicia, sino para afirmar su dominio.

Mientras aprende a pelear, Woo-sol descubre una nueva forma de masculinidad, cuando obtiene la fuerza interior para soportar un dolor tremendo y se gana la confianza para inspirar a las personas con esa visión, demostrando que no es menos un hombre por querer construir un mundo mejor para todos. En el camino, vemos a Woo-sol progresar gradualmente en prisión porque es un entorno cerrado. Pero poco a poco, los residentes de la cárcel se irán dando cuenta que no beneficia a nadie luchar, salvo para establecer un orden jerárquico. ¿Realmente solo quieren luchar para siempre o quieren convertirse en adultos con un propósito mayor?

Con personajes carismáticos y divertidos, «Shark: The Beginning» es principalmente un viaje emocional y una historia de superación con muchas artes marciales, por lo cual también funciona como una película estándar de acción carcelaria. Llega al clímax con tres grandes escenas de lucha con Woo-sol recibiendo golpes como entregándolos, una demostración de que el protagonista solo puede liberarse de ese miedo aceptando el dolor como parte de la vida.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *