The Assistant de Kitty Green.Crítica.

Llegó a Amazon Prime Video la película que muestra desde adentro el infierno que vive una joven en un entorno laboral fuertemente marcado por los abusos y el acoso machista.

Luego de brillar en Ozark con la sureña Ruth Langmore, Julia Garner se luce en The Assistant

Hace pocos meses, previo al aislamiento preventivo, se estrenó “Bombshell” de Jay Roach en Argentina. La película se centraba en las historias de varios miembros femeninos del personal de Fox News y sus alegatos sobre acoso sexual del fundador Roger Ailes. El film era explícito en su denuncia, mostraba sin concesiones como fueron los hechos y, salvo el  de Margot Robbie, todos los personajes eran reales, lo que le otorgaba un peso mayor a la historia. El film fue una especie de exposición del infierno que vivieron las mujeres por parte de la violencia machista de un alto dirigente de los medios.

Lo mismo podemos ver en “The Assistant” cuando vemos a Jane (Julia Garner) una joven recién graduada de la universidad. Aspirante a productora de cine consigue un trabajo aparentemente ideal como asistente de un poderoso ejecutivo de la industria del entretenimiento. Su día es muy similar al de cualquier otro asistenta: preparar café, cambiar el papel en la fotocopiadora, ordenar el almuerzo, organizar viajes, recibir mensajes telefónicos, etc. Pero a medida que Jane sigue su rutina diaria, es cada vez más conscientes del abuso que colorea insidiosamente cada aspecto de su jornada laboral, una acumulación de degradaciones contra las cuales Jane deberá lidiar día a día. Sin nombrarlo, el film hace clara alusión al resonante caso de Harvey Weinstein, productor de cine condenado a 23 años de cárcel por agresión sexual criminal y  violación.

Pero a diferencia de “Bombshell”, el film no recurre a manipulaciones del guión ni a efectos externos (el film no tiene música) para hacer de la narración un producto ameno para cualquier espectador. Los maltratos por parte del jefe hacia Jane se dan de manera natural, al igual que sus sospechas de que algo sucede dentro ese ámbito y sus miedos a denunciar. La presión laboral es asfixiante durante todo el film para la joven, quien paga el derecho de piso por ser “la nueva” pero principalmente por ser mujer. Encima, cuando trata de denunciar, no puede explicar como se suceden los hechos o ser claro en su denuncia ante un abogado de recursos humanos de la empresa.

Pero no está sola en su oficina, junto con ella están dos jóvenes más, que funcionan como voces de la cultura machista de ese entorno, que gozan de su posición de privilegio sobre ella. La que no puede estar sentada, quien se dedica al aseo de la oficina, se encarga de atender los llamados de la esposa del jefe y recibe todos la toxicidad del ámbito laboral es ella; además de ser la última en irse de la oficina.

La versailidad de Julia Garner, conocida por su papel de Ruth Langmore en la serie “Ozark”, en el rol de Jane, es clave. La joven actriz sale de la  explosiva sureña de la serie, para meterse en la piel de una tímida joven cuya autoestima va cayendo ante cada maltrato laboral y cuya angustia contenida irá en aumento. Un papel donde lo gestual entra mucho en juego y las palabras escasean

El intento de la directora porque la historia sea lo más realista posible, hacen de “The Assistant” una película silenciosa, observacional; que puede parecer tediosa por momentos, pero donde nada de lo que sucede frente a cámaras es en vano, ya que todo forma parte de una telaraña opresiva construida culturalmente y de la que Jane lucha por salir, al igual que muchas mujeres. 

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *