Waiting for the Barbarians de Ciro Guerra. Crítica.

La película del director colombiano de El Abrazo de la Serpiente y Pájaros de Verano se encuentra disponible online y en plataformas streaming.

Mark Rylance y Jhonny Deep se sacan chispas en el último film del director de El Abrazo de la Serpiente.

Basada en la novela del mismo nombre de J. M. Coetzee, Waiting for the barbarians fue estrenada en el Festival de Cine de Venecia en el 2019 y es la primer película del colombiano en idioma inglés. Acompañado por un reparto de lujo el director aborda la llegada del colonialismo y la violencia ejercida sobre los llamados «bárbaros».

El film nos traslada a un territorio fronterizo de un Imperio sin nombre. Ubicado en medio del desierto, el pueblo es administrado por un magistrado anónimo interpretado por Mark Rylance. El administrador ha aplicado suavemente el dominio sobre el territorio en una convivencia pacífica con los bárbaros indígenas. La paz se ve bruscamente interrumpida por la visita del coronel Joll (Johnny Deep), un oficial reaccionario, vengativo y sumamente violento, enviado al lugar para investigar la posibilidad de una ataque de indígenas. El magistrado no ve ningún riesgo pero, a pesar de su opinión, Joll decide liderar una expedición de investigación teórica al desierto, regresando con una banda cautiva de «bárbaros» para encarcelar y torturar. Cuando Joll y sus secuaces parten tan sumariamente como entraron, el magistrado debe lidiar con las consecuencias de los crímenes de guerra perpetrados por el Coronel. Una de sus víctimas es una joven (Gana Bayarsaikhan), que ha sufrido fracturas y ha quedado ciega por las torturas.

Luego de curar las heridas de la chica, El Magistrado, junto a dos soldados, comenzará así una expedición hacia al desierto para llevarla con su gente, pero se enamorará de ella y no será tan fácil dejarla ir. A eso se le sumará que al regresar a su pueblo se encontrará con las tropas imperiales, encabezadas por el Oficial Mandel (Robert Pattinson) que, junto a Joll, acusarán al hombre de traición, lo encarcelarán y lo someterán a múltiples vejaciones.

Así Guerra nos mete de lleno en la época del colonialismo. Dividida en cuatro capítulos estacionales, en un principio nos pone en primer plano la serena vida interior del magistrado en el pacífico pueblo para luego trasladarnos a un viaje reparador al desierto, luego las consecuencias de ese viaje y para el final la barbarie perpetrada por las tropas. Pero siempre con los sentimientos del Magistrado en primera persona, lo que será una constante durante el film. Esto permite el lucimiento actoral de Mark Rylance, marcado principalmente por lo gestual por sobre el diálogo. Un Johnny Deep siniestro que nos hace recordar al malvado Capitán Vidal interpretado por Sergi López en El Laberinto del Fauno y un aborrecible Robert Pattinson, acompañan al actor inglés .

Waiting for the barbarians se caracteriza por la solemnidad y paciencia de su actor principal. Una ritmo parsimonioso que se ve sobresaltada con momentos de violencia invasora que resultan inquietantes. Una película complicada de digerir, ideada para enfurecer al espectador a través de las violaciones y torturas por parte de las tropas imperiales, con un final donde el concepto de barbarie queda difuso ante los actos de los blancos colonizadores y las consecuentes respuestas por parte de las tribus indígenas.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *