Distancia de Rescate de Claudia Llosa.

Se estrenó en Netflix la película de la directora de La Teta Asustada, basada en la novela de Samanta Schweblin.

Nos es tarea fácil llevar adelante una adaptación cinematográfica de una obra literaria. Lograr captar su esencia, poder poner en imagen las palabras y reflejar lo que el lector imagina al leer el libro. Sobre todo cuando es una novela donde el tiempo no es líneal y donde los detalles tienen mucha relevancia. Claudia Llosa tenía esa difícil misión en Distancia de Rescate, la famosa novela de Samantha Schweblin. Narrado desde un futuro no muy lejano, como un repaso de comentarios sobre recuerdos compartidos, el thriller de suspenso está estructurado como una visión onírica no lineal que recorre los pasos de dos mujeres al bode de un precipicio donde chocan la catástrofe provocada por el hombre y la intervención sobrenatural.

Las voces que relatan los recuerdos fragmentados son las de Amanda (María Valverde), una ciudadana española que visita la ciudad natal de su padre argentino con su pequeña hija, y David (Emilio Vodanovich), un niño local aparentemente inadaptado, cuya madre, Carola (Dolores Fonzi), cree que es peligroso. La superstición ha superado la razón de Carola después de que su hijo casi muere por envenenamiento. Según ella, la mitad de su alma migró a otro cuerpo, gracias a una curandera que habita una casa verde al otro lado del río.

Llosa extrae observaciones sobre las aprensiones de la maternidad de la novela de Samanta Schweblin, diseñando una narrativa repleta de inminentes fatalidades para todos los personajes. Cuanto más se involucran Amanda y Carola, dos mujeres extrañas que rápidamente se convirtieron en amigas íntimas que se deleitan en una tácita tensión sexual, más confusas se vuelven las percepciones de la primera, aunque no estamos seguros si es una invasión física, psicosomática o espiritual de su cuerpo. Preocupada por su niña en este extraño lugar, Amanda se obsesiona con la «distancia de rescate» , un concepto que se refiere a qué tan lejos puede estar una madre de su descendencia y aún tener tiempo suficiente para intervenir. antes de que ocurra una tragedia. María Valverde lleva a la inocente curiosidad del personaje a un estado perturbado con firme naturalidad, mientras que Dolores Fonzi trasmite la intensidad sensual y glamorosa que tanto atrae a Amanda. Atentas a los cambios de humor de las demás, las actrices transmiten la química que genera el contraste de cada uno de los personajes, tanto en la novela como en la adaptación cinematográfica.

Como dicta la voz en off, las opciones visuales de la película, tanto en su cinematografía pesada de primeros planos como en la gramática elíptica de la edición, se centran en los detalles ocultos en cada cuadro o amplían la perspectiva a través de la cual se presencian los eventos. Parecido al inconsciente de Amanda, la mayoría de las escenas cuentan con una notable calidad sensorial y son lo necesariamente crípticas como para lograr despertar curiosidad en el espectador sobre lo que está sucediendo en el pequeño pueblo. Los momentos inquietantes dentro del relato se ven ligados al comportamiento del misterioso David, logrando así que una capa de miedo esté presente casi hasta el final, donde el verdadero demonio que azota al pueblo salga a la luz.

Distancia de Rescate se transforma en un film embriagador, con una construcción atmosférica que mantiene su encanto hasta su giro final, aún cuando las pistas nos acercan a una explicación lógica para el malestar colectivo. Como reza la voz en off de David, Claudia Llosa hace foco en cada uno de los detalles de la novela para lograr que el espectador asocie la belleza del paisaje con algo terrible que genera desconfianza. El mundo rural, ese lugar con el que todos soñamos con escapar a respirar aire puro es fruto de un escenario macabro y tenebroso, debido a una amenaza que se cierne sobre los personajes, la amenaza de la contaminación.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *