El Cadáver Insepulto de Alejandro Cohen Aranzi. Crítica.

Este jueves el terror argentino se apodera de CineAr TV con el estreno del film que pasó por la Selección Oficial del Feratum 2020 de Michoacán, México.

Maximiliano Espósito (Demián Salomón) es un psiquiatra que acaba de sacar un libro sobre jóvenes que crecen en orfanatos o reformatorios llamado La Educación Tribal. Por las noches sufre extrañas visiones de su pasado, él también se crió en un orfanato que abandonó para vivir en la gran ciudad, por eso mucho de su libro está basado en experiencias propias. Sorpresivamente recibe la llamada de un hermano donde le avisa que su padre adoptivo falleció, por lo cual debe viajar al pueblo de su infancia para realizar trámites de sucesión de las propiedades heredadas. Allí se reunirá con sus hermanos, pero descubre que su tutor aún no fue enterrado y se encuentra en la misma posición en la que falleció. Las razones de porque está así saldrán a la luz a medida que se vaya descubriendo un secreto que su familia guarda en la oscuridad.

El paisaje rural es el ambiente elegido por el director para meternos en una historia de abusos y violencia familiar, pero principalmente de torturas patriarcales hacia los jóvenes en estado de vulnerabilidad por parte de un padre adoptivo. El pequeño pueblo funciona para representar los distintos factores de poder en los personajes, propios de un lugar donde las fuerzas vivas están más a la vista. El comisario, el cura, el director del diario, el gran empresario, el patrón de campo que en una comunidad chiquita son más reconocibles forman parte del pequeño microuniverso del film. Pero también la curandera, el viejo amor de la infancia que conecta a Máximo con su pasado.

Con esos elementos, el director logra construir un hipnótico relato que gira alrededor de Maxi, el personaje principal, quien vuelve al pueblo para cerrar heridas del pasado que lo atormentan por las noches. Pero la muerte del padre adoptivo no parece ser suficiente para dejarlo atrás, es por eso que deberá sortear un par de viejas pruebas para poder sepultar de una buena vez por todas al fantasma de un padre terrateniente y potentado del campo. 

El Cadáver Insepulto no es solo terror, recoge elementos de diversos subgéneros como thriller psicológico y el suspenso. Es un film apto para vegetarianos que, al estar ambientado en un pueblo rural, utilizará escenas de matanza de ganado vacuno, cacerías y todo lo relacionado con la construcción de las masculinidades en ámbitos rurales.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *