La habitación del horror de Kim Kwang-Bin.

El cine de terror asiático llega a los cines argentinos de la mano de esta ópera prima coreana.

Sang-won (Ha Jung-woo) es un arquitecto recién enviudado que se muda con su hija de 11 años. Yi-na (Heo Yool) a una nueva casa. La muerte de la esposa de Sang-won y madre de Yi-na en un accidente pesa sobre ambos mientras intentan adaptarse a la nueva casa y superar el muro que parece haberse levantado entre ambos tras la tragedia; Sang-won, asediado por ataques de ansiedad, centra su atención en su trabajo mientras su hija se siente abandonada, y comienza a mostrar violentos cambios en su comportamiento. Un día, luego de que se comenzaran a registrar extraños hechos en la casa, Yi-na se desvanece sin dejar rastro, y Kyung-hoon, un peculiar joven que dice ser un exorcista (Kim Nan-gil) llega a la casa afirmando que la niña fue secuestrada por una fuerza demoniaca.

Ha Jung-woo y Kim Nan-gil protagonizan la película.

La Habitación del Horror es un exponente más de la prolífica producción de cine de terror de Corea del Sur que llega a nuestras salas. Se recuesta demasiado en clichés del género del terror como los ruidos fuertes y repentinos para sobresaltar al espectador, o elementos más específicos que parecen sacados de alguna lista de “grandes éxitos” del género como los animales muertos, los niños fanstamagóricos o dibujos infantiles perturbadores. Pero la película no carece de momentos en los que deja ver una identidad propia,son en los que el folclore y la mitología coreana entran a jugar un papel clave en lo que ocurre y son interesantes. Sobre todo en dos escenas y en el clímax de la película, que viene con una dosis de tensión, tragedia, surrealismo y colorido terminan por salvar, en cierta medida, la película.

El problema radica en que para llegar a los momentos buenos hay que atravesar largos momentos que se vuelven tediosos y pueden llegar a aburrir al espectador. Sobre todo para establecer la relación entre Sang-won y Yi-na, que lo hace a un ritmo que se siente lento, y la forma en que los elementos sobrenaturales se van revelando en esa primera media hora no terminan de generar tensión o empatía. De todas maneras, La Habitación de Horror es una película que termina cumpliendo con la premisa de entregar una historia de fantasmas con impacto emocional, bien acompañada de un par de momentos interesantes que combinan rituales religiosos, tecnología y un desgarrador giro final.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *