Mercer y Duke Ellington: ¿La historia que inspiró a Soul?

La historia de Joe Gadner, su protagonista, y la vida de estos dos músicos de jazz tienen muchas coincidencias que vale la pena contar.

Jamie Foxx le pone voz a Joe Gardner, el protagonista de Soul

Mucho se está hablando de Soul, la nueva y maravillosa película de Pixar. La emocionante historia que indaga sobre diferentes temas existencialistas y filosóficos se ha vuelto un éxito desde su estreno en la señal streaming Disney +. Pero más allá de la impresionante calidad en la animación a la que Pixar ya nos tiene acostumbrados, hay algo que supera a todas las demás películas del estudio, el plano músical. Reznor y Ross compusieron canciones new age para los segmentos metafísicos de la película, mientras que el músico estadounidense Jon Batiste compuso una serie de canciones originales de jazz para los segmentos de la película basados ​​en la ciudad de Nueva York.

La música es clave dentro de la narración, por eso apenas iniciada Soul, lo vemos a Joe Gadner, el protagonista dando clases de música a un disperso grupo de estudiantes secundarios. De repente una joven se compenetra con una conocida canción de jazz, llamada «Las Cosas No Son Lo Que Solían Ser», famosa por ser interpretada por uno de los artistas más importantes de la música jazzera, Duke Ellington. No en vano suena esa canción, ya que la misma es un clásico del jazz que no fue compuesta por el prestigioso músico nacido en Washington, sino por su hijo Mercer Ellington. Como un paralelo con la historia del personaje principal de la película, quien vive bajo la sombra de su padre, un reconocido músico de jazz de los bares newyorkinos.

¿Quién es Mercer Ellington?

Rochester, N.Y. 1975

Mercer Ellington nació en Washington, DC, el único hijo de Duke y Edna Ellington. Recibió formación musical formal y finalmente dirigió su propia banda como trompetista. Se unió a su padre en Los Ángeles en 1940 y comenzó un período de estudios con la Orquesta de Duke Ellington que duró hasta que ingresó al servicio; este sería el período más productivo de Mercer con respecto a los estándares del jazz.

En el libro «Duke Ellington en persona: una memoria íntima» , Mercer cuenta: «No hay nada como la experiencia práctica, y cuando la banda tocó los arreglos que yo había escrito bajo la supervisión [de Duke], como «Moon Mist», «Blue Serge», » Things Ain’t What They Used To Be» » y «The Girl in My Dreams ”, fue tan instructivo como gratificante.

Mercer participó en la Orquesta de Duke Ellington , a veces en capacidad administrativa, y luego como miembro de la banda en los años 50 y 60. Asumió el cargo de director de orquesta desde el momento de la muerte de su padre en 1974 hasta 1996, año de su fallecimiento.

Sus composiciones incluyen » Las cosas no son lo que solían ser «, «Blue Serge», «Moon Mist» y «Jumpin ‘Punkins». Fue el director musical y conductor de la revista de la música de su padre, Sofisticadas Damas , y su grabación, Digital Duke ganó un Grammy a la mejor interpretación instrumental de big band.

Duke Ellington, su padre.

¿Hace falta presentarlo? Pero si hablamos de su hijo es imposible no hablar de él. Edward Kennedy Ellington era un pianista, compositor y director de orquesta estadounidense nacido en 29 de abril 1899 en Washington, murió el 24 de mayo 1974 en Nueva York. Es una de las figuras más importantes del jazz, o cualquier tipo de música americana. Se lo considera uno de los compositores más grandes y más prolíficos del siglo XX, que desarrollaron nuevas ideas sinfonía basada en la expresión y la entonación del jazz y el blues al jazz. Su banda incluía a músicos que se consideran a menudo como los gigantes del jazz y se mantuvo en algunos casos desde hace décadas con él.  Algunos de ellos eran de interés por sí mismos, pero era sobre todo Ellington quien los convirtió en una de las orquestas más famosas de la historia del jazz.

Componía específicamente para algunos de sus músicos, teniendo en cuenta sus puntos fuertes, tales como «Jeep Blues» de Johnny Hodges, «Concerto For Cootie» («No hacer nada hasta que oiga de mí») para Cootie Williams y «El Mooche» de Tricky Sam Nanton. También grabó canciones escritas por los miembros de su orquesta, como «Caravan» y «Perdido» de Juan Tizol. Después de 1941, colabora con frecuencia con Billy Strayhorn compositor y arreglista que él llama su alter ego. Era una personalidad negro más famoso del siglo XX de Estados Unidos ha registrado para muchas compañías discográficas estadounidenses, y ha aparecido en varias películas. Ellington y su orquesta una gira con regularidad en los EE.UU. y Europa desde la creación de la orquesta en 1923 hasta su muerte en 1974. Su hijo, Mercer Ellington entonces tomó las riendas de la orquesta hasta su muerte en 1996. En la actualidad la orquesta está bajo la dirección de Barry Lee Hall, Jr.

New York y el jazz.

Soul recoge el guante del gran Woody Allen para contarnos una historia más dentro de su amada Nueva York, pero no solo en la locación se hace presente. De la misma manera que el jazz es telón de fondo y protagonista de las películas del director de Manhattan y Hannah y sus Hermanas, en la nueva producción de Pixar la música es la herramienta principal de la narrativa para contar una de las tantas historias sobre las almas que vagan por la ciudad en busca de cumplir sus sueños de reconocimiento musical, esta vez, la de un profesor de música que soñaba con seguir el legado de su padre, como hizo Mercer Ellington.

Fuente: https://jazzstandards.com/

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *