Mr. Corman de Joseph Gordon-Levitt.

Se estrenó en Apple TV la nueva serie, producción de A24, que cuenta la historia de un maestro de escuela en crisis con su vida. 

Madre e hijo, Debra Winger y Joseph Gordon-Levit combinan drama existenciales con números musicales.

Una de las ventajas de que ahora haya muchas plataformas streaming es que atraen a grandes estrellas a elaborar proyectos personales y, muchas veces, inusuales dentro las producciones que uno ve habitualmente. Mr Corman en Apple TV se siente como uno de esos, ya que fue creada, escrita y producida por Joseph Gordon-Levitt, famoso por producciones como (500) days of summer, The Walk y Snowden. Desde el inicio hasta la emisión del último capítulo (va por el cuarto) se puede percibir que es una proyecto diseñado y pensado durante un largo tiempo, con una impronta intimista que interpela a quienes transitan o comienzan a transitar la crisis existencial de los 40.

Básicamente, lo que seguimos en la serie es la vida mundana de Josh Corman (Joseph Gordon-Levitt), un profesor de quinto grado en el Valle de San Fernando que tenía aspiraciones de ser un músico famoso. Josh no está satisfecho con la vida y está desesperado por sentir algo en su existencia. Lentamente, se está reconciliando con la realidad de que el mundo no es una meritocracia y está tratando de encontrar algún sentido a la vida, mientras vive en el corazón del artificio. Sin embargo, no está solo, y su compañero de cuarto Víctor Morales (Arturo Castro) está igualmente perdido, a pesar de tener una profesión.

En ese contexto, la serie está llena de desesperación y hastío, y tiene esa sensación dolorosa que tiene Curb Your Enthusiasm de Larry David. Para muchos, esto resonará en gran medida y será extremadamente incómodo, sobre todo el segundo capítulo Don´t Panic, donde Josh Corman experimenta un ataque de pánico y de ansiedad en soledad, que lo lleva a buscar ayuda de manera desesperada dentro de un sistema de salud que no brinda respuestas.

Las acciones de Josh son un canto desesperado por reconectarse con la vida, y una lucha por obtener la satisfacción que anhela. El protagonista todavía trata de superar la separación de su ex-novia Megan (Juno Temple), a la que regularmente espía en Instagram y en ese proceso de duelo desde buscar la aprobación de un estudiante molesto, ir a clubes y conocer mujeres, donde se enfrenta a sus propias inseguridades y a las de los demás. Ninguna de las personas que conoce está particularmente satisfecha con su vida y todas se esconden detrás de alguna construcción social u otra, ya sea un viejo amigo de la música, o la mujer con la que no logra tener una erección, arremetiendo contra él cuando no cumple.

Para descomprimir ese nivel de angustia asfixiante que persigue a Josh, la serie apela a giros mágicos y misteriosos, a partir de elementos visuales y la banda sonora, sacando a Josh de su vida y llevándolo a un mundo alternativo. Esto podría ser un asteroide que se precipita hacia la tierra a medida que la música de fondo aumenta la ansiedad, o podría ser una canción y un número de baile completo que describa los sentimientos tácitos de madre (la inolvidable Debra Winger) e hijo.

El personaje que funciona como contraposición de Corman es su compañero de cuarto, Victor Morales, a quien conoceremos en profundidad en el cuarto capítulo, llamado Mr. Morales. Esta última entrega se aleja del personaje principal en un movimiento arriesgado, porque mientras que Josh tiene ansiedad con una dosis de pesimismo, Victor está imbuido de optimismo y tenacidad. Le gusta su trabajo, ama a su hija y tiene una buena relación con su ex; a pesar de las dificultades de criar a una niña difícil de 13 años durante el fin de semana, una vez al mes.

En Mr. Corman, Gordon-Levitt retrata a un alma perdida, una persona atormentada por la duda y el dolor, la antítesis de un héroe estadounidense, con dramas existenciales que trascienden las fronteras y cobran universalidad, ya que es ese fracaso con el que simpatizas o te identificas. Es un espectáculo que se adapta para el siglo XXI, con todas las opciones disponibles, donde muchos de nosotros nos sentimos abrumados por todo lo que es el mundo, por eso no se la puede encasillar como una comedia, sino que se siente más como una anti-comedia, donde los hechos nunca resultan como esperabas y que vale la pena seguir capítulo a capítulo para analizar en profundidad.

  • La serie se emite en la plataforma Apple TV y se estrena un capítulo por semana todos los viernes.

 

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *