Spiderman: Sin Camino a Casa de Jon Watts.

Llega a las salas nacionales la esperada tercera película del superheroe arácnido protagonizada por Tom Holland y Zendaya (Reseña sin spoiler).

Spider-Man from Columbia Pictures’ SPIDER-MAN: NO WAY HOME.

Resulta difícil hacer una reseña de una película tan esperada por el público sin caer en spoiler, pero hay que hacerla. No solo por cuestiones de embargo, sino para no privarle del efecto sorpresa a quienes esperan con ansias la llegada del nuevo estreno de uno de los superhéroes preferidos de la gente, con los hechos que se van sucediendo durante las casi dos horas y media de duración de Spiderman: Sin Camino a Casa.

Como vimos en la entrega anterior, por primera vez en la historia cinematográfica de Spider-Man, la identidad de nuestro héroe es revelada al mundo, lo que hace de su vida como estudiante de preparatoria de diecisiete años de edad, así como las vidas de sus seres queridos, cambie abruptamente. El peligro y el caos que rodean a Spider-Man hacen que Peter (Tom Holland), MJ(Zendaya) y Ned (Jacob Batalon), a quienes los medios consideran cómplices del arácnido, pierdan su oportunidad de entrar a la universidad. Incapaz de quedarse estático mientras los sueños de sus amigos se hacen añicos, Peter pide al Doctor Strange (Benedict Cumberbatch) que restaure su secreto. Strange, quien carga sobre los hombros el peso de haber tomado la decisión que acabó con la vida del mentor de Peter (Tony Stark), se siente conmovido por la súplica de Peter y accede a brindarle ayuda.

Strange pone en marcha el Hechizo del Olvido, pero cuando Peter descubre que este embrujo haría que MJ, Ned, May (Marisa Tomei) y Happy (Jon Favreau) olviden que él es Spider-Man, nuestro héroe anhela dos soluciones opuestas. Haciendo esfuerzos a fin de que todo vuelva a ser como solía ser antes de que Mysterio revelara su identidad, Peter modifica los parámetros del encantamiento mientras Strange lo realiza- abriendo involuntariamente una Caja de Pandora que arrastra a todos los que saben que Peter es Spider-Man en cada universo al interior del MCU (Marvel Cinematic Universe). Strange detiene el hechizo antes de que un número infinito de visitantes consigan pasar, pero, desafortunadamente para Peter, aquellos que lo logran son enemigos de Spider-Man en otros universos.

Gran parte de la película sigue todas las desventuras de ellos y las decepciones que sufren hasta que Peter Parker deba acudir al Dr. Strange para solucionar. A partir de ahí, por las indecisiones de Peter todo se transformará en un caos con la vuelta de los históricos villanos de las entregas anteriores. El Dr. Otto Octavius/Doc Ock Dr. Otto Octavius (Alfred Molina), Norman Osborn/Green Goblin (William Dafoe), el Dr Connors/Lagarto (Rhys Ifans), Max Dillon/Electro (Jamie Foxx) y Flint Marko/Sandman (Thomas Haden Church) se harán presente l, pero la duda quedará en saber si también lo harían los anteriores Spiderman de Tobey Mc Guire y Andrew Garfield, algo que no pienso revelar y que quedará abierto para aquellos que asistan a verla (por las dudas no miren en redes sociales).

Sin spoilear, ni contar algunos detalles interesantes, Spiderman: No Way Home da lo que prometía en sus avances y anteriores entregas: humor, aventuras, sorpresas, emoción y momentos épicos; tal es el entretenimiento que otorga que las dos horas y media se pasan volando y más allá de lo complejo del guión todo encaja a la perfección. Tom Holland nuevamente demuestra que parece haber nacido para este papel por más que se le haga cada vez más complicado sostener que tiene 17 años (el actor tiene 25), su Peter Parker goza del carisma, la comedia, la inocencia y la bondad necesaria para darle un toque de distinción al personaje. Acompañado por todo un elenco donde cada uno tienen su momento de lucidez, tanto los villanos, sobre todo William Dafoe; como los personajes secundarios donde nuevamente se destacan Zendaya, Jacob Batalon. Alguna tragedia inesperada le dan una vuelta de tuerca interesante al arco narrativo del superhéroe, en lo que parece ser un nuevo comienzo del hombre araña que, como consecuencia de los sucesos, deberá rehacer su vida y reinventarse en la clandestinidad.

  • Para el final, la película tiene dos escenas post-créditos, así que, quédense un rato más en la sala.
Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *