Vigilados (The Rental) de Dave Franco. Crítica.

En Amazon Prime Video se estrenó el debut como director, del actor de 21 jump street y The Dissaster Artist, reconocido por ser el hermano de James Franco. Un incómodo thriller de suspenso y terror con traiciones y asesinos vouyeristas.

Dave Franco debuta como director es The Rental.

Dos parejas que se van a una hermosa casa al borde de un acantilado. Dos hermanos con sus respectivas novias. Dos compañeros de trabajo que se van a festejar el lanzamiento de un nuevo emprendimiento. Dos personas que acompañan a esos compañeros, que se complementan perfecto en su nuevo proyecto. Un joven que cumplió una condena por casi matar a golpes a una persona en la universidad con un trabajo en relación y su pareja de origen árabe emprendedora que, a la vez es socia de su hermano en el nuevo proyecto. Todo ese combo son los perfiles de estas cuatro personas que deciden ir a pasar unos días de descanso en una casa alejada de todo ruido. Esa es la carta de presentación de la primer película de presentación de Dave Franco como director.

Charlie (Dan Stevens) y Michelle (Allison Brie) son pareja y deciden ir junto a Josh (Jeremy Allen White) y su novia Mina (Sheila Vand), hermano y socia laboral de Charlie, respectivamente, a una hermosa casa frente al mal. Luego de una presentación formal de cada uno de los personajes y sus perfiles. Una extraña situación de rechazo de la solicitud de la joven de apellido árabe para alquilar la casa hará que la situación entre el casero, Taylor (Toby Huss) y los inquilinos se vuelva tensa. Pero todo se complicará mucho más cuando luego de una noche de éxtasis, la tensión sexual y el supuesto interés entre dos de los protagonistas se vuelva algo concreto. A eso se le sumará el descubrimiento de unas cámaras dentro de la casa y un acechador en los alrededores que podrían haber registrado la traición.

Con una buena construcción en la presentación de cada uno de los personajes y sus formas de interrelacionarse, el film arranca desde la primera escena a jugar con los prejuicios del espectador. Charlie y MIna, son compañeros de trabajos cuya relación es muy cercana y se encuentran buscando en un sitio de internet una casa para pasar con sus parejas un fin de semana. La primera imagen confunde, jugando con los prejuicios del espectador, haciéndonos pensar que ambos son pareja, pero no, ambos son colegas laborales y ella es la novia del hermanos que interrumpirá la búsqueda de la casa.

Durante esa primera hora, los prejuicios son el leit motiv de la película. Prejuzgaremos la relación entre Charles y Mina, lo mismo hacen los que alquilan la casa cuando rechazan la solicitud de reserva de Mina, de apellido árabe, pero aceptan la de Charles una hora después y lo mismo haremos con Taylor, un hombre que no es lo que parece o que no es lo que quieren que pensemos que es.

Pero a partir de la primera noche que pasan dentro de la casa, el film se transforma en un desesperado intento para que el secreto no salga a la luz. En el medio aparecerá un vouyerista que, como espectador privilegiado, comienza a manipular a los inquilinos, sobre todo a quienes no quieren que se descubra lo sucedido. Pero los secretos se develarán, el violento asesino se hará presente y lo que parecía ser una jornada de descanso se transformará en una trágica pesadilla.

The Rental tiene una estética de película de terror independiente y un interesante tratamiento de la tensión entre los protagonista que recuerda a La Invitación de Karyn Kusama, pero que apelará a la violencia en el final, coqueteando con los home invasion estilo Funny Games de MIchael Haneke y las convenciones clásicas del slasher de los ochenta. Un auspicioso debut de Dave Franco como director y guionista en un film que te mantiene en tensión hasta último momento.

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *