El Agente Topo de Maite Alberdi. Crítica.

Llegó a Netflix, el documental chileno preseleccionado para los Óscar 2021. que retrata la vida dentro de un hogar de ancianos.

Sergio Chamy se introduce en un Hogar de Anciano para

Sergio es un espía chileno, o algo parecido. Se le ha ofrecido este trabajo después de un casting organizado por el detective Rómulo, un investigador privado que necesita a un topo creíble para infiltrarse en un hogar de jubilados. La clienta de Rómulo, una hija de una residente, sospecha que su madre podría estar siendo maltratada, por lo que le contrata para descubrir qué es exactamente lo que está sucediendo en la residencia. Sergio, sin embargo, tiene 83 años y no es precisamente el agente 007, por lo que no resulta nada fácil entrenar a un aprendiz en lo que respecta a la tecnología y a la metodología de espionaje, mientras trata de recolectar pruebas,

Después de colocar un anuncio de trabajo en un periódico local, el detective Rómulo pregunta a cada solicitante mayor sobre su capacidad para usar un teléfono celular y enviar mensajes de video. Cada solicitante, que tiene más de 70 años, lucha hilarantemente para usar el teléfono. Como ese momento absolutamente divertido, en el cual a Sergio le están enseñando a usar lentes de cámara espía. Alberdi corta a la perfección las imágenes de las gafas que muestran al equipo de filmación sentado detrás del detective Rómulo. A veces, la meticulosa cinematografía se siente como una película narrativa, pero en unos pocos momentos preciosos, como el de las gafas espía, destaca los elementos cómicos y documentales de la película.

Sergio es un espía encantador, por eso el film lo sigue permanentemente mientras acecha a la madre del cliente, verificando que le estén dando su medicamento y asegurándose de que su habitación esté limpia. Otras veces sigue a la mujer solo unos pasos detrás de ella y constantemente entra en su habitación para controlarla. En un momento, la mujer les expresa a sus amigos que le preocupa que Sergio la siga, para no levantar sospecha pasa a hablar con los amigos y vecinos de la mujer para preguntar sobre su estado. De manera intermitente, hay escenas en las que Sergio responde llamadas o transmite mensajes de voz al detective Romulo sobre sus hallazgos. Esas grabaciones, sin embargo, tienden a ser mensajes absurdamente largos donde Sergio explica todo su día hasta lo que comió en el almuerzo.

Gracias a ese seguimiento que Alberdi hace de Sergio, el film es capaz de captar toda la gama de personajes y situaciones en el hogar de la tercera edad a través del lente. Al igual que en un film de James Bond, la seducción de Sergio se hace presente, por ser uno de los miembros más lúcidos de la comunidad, el agente infiltrado termina captando la atención de una mujer. Pero, como el mítico espía hacía la relación no se materializa, Sergio todavía se está recuperando después de haber perdido a su esposa unos meses antes. Sergio incluso le revela a su hija que usa el trabajo de espía para distraerlo de su reciente pérdida. Cuando Sergio se encuentra con todos los miembros en casa, el tema de la pérdida se hace evidente. Habla con personas mayores postradas en cama y con personas con una pérdida de memoria cada vez mayor, ya que todos expresan la soledad de haber perdido a una pareja o de sus hijos. Un miembro del asilo de ancianos pasa todas las tardes en las puertas de entrada rogando a los transeúntes que la lleven a la casa de su madre.

El último descubrimiento de Sergio es que el personal del hogar de ancianos no abusa de la madre del cliente, sino que la hija la está desatendiendo y que nunca visita a su madre. Como muchos de los miembros del hogar, la madre extraña a su hija y siente la pérdida de su relación. Esa es, en general, la principal revelación, que las personas mayores experimentan pérdida de movilidad, capacidad mental y desconexión con sus propias familias cuando son colocadas en hogares de ancianos. 

De manera original y novedosa, Alberdi trae estilizaciones del cine negro a la realización de documentales, utiliza fuertes contrastes de sombras de las ventanas, proyectando el icónico efecto visual noir. La historia en sí gira en torno a un guión clásico del género: una mujer joven que se acerca a un detective con un caso. Por eso la oficina del detective Romulo refleja el tema habitual del bien contra el mal en las películas policiales con un póster de Tony Montana en Scarface en un dólar estadounidense. La diferencia, sin embargo, es el tono alegre y cómico de la película que como espectador nos deja con la pregunta: «¿Cuándo fue la última vez que visitaste a tus padres o abuelos?»

Nuestra puntuación
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *